Sagrada Familia

El 'skyline' de Barcelona estará bendecido por el cimborrio de la Sagrada Familia a 172,5 metros

La Sagrada Familia no estará finalizada en 2026 por los parones sufridos por la pandemia del coronavirus y la caída de ingresos, pero hoy se han dado los detalles de cómo será el futuro techo de Barcelona: la Torre de Jesús.

El 'skyline' de Barcelona estarán bendecido por el cimborrio de la Sagrada Familia a 172,5 metros

Publicidad

Las obras en la Sagrada Familia continúan adelante aunque la pandemia del coronavirus ha arrancado las páginas previstas del calendario y no se sabe ahora qué plazos se pueden garantizar.

El arquitecto del templo, Jordi Faulí, y el director general de la Junta Constructora de la Sagrada Familia, Xavier Martínez han ofrecido una rueda de prensa para actualizar cómo avanzan los trabajos así como los datos de visitantes, que se confirma no son buenos. Faulí ha descartado que el templo esté finalizado en 2026 debido a la emergencia sanitaria y ha aseverado que no harán nuevas proyecciones hasta recuperar la normalidad, un escenario que pronostican para no antes de 2024.

Las visitas han caído y en consecuencia los ingresos por ello también nadie fija unas fechas de inauguración concretas.

La inauguración de Torre de la Virgen, la segunda más alta con 138 metros de altura, está prevista para finales del año, el 8 de diciembre cuando se iluminará la estrella de 12 puntas que la corona.

La parte superior del fuste está recubierto de 'trencadís', en tonos azulados, en referencia al manto de la Virgen, que degradan hacia el blanco.

La hoja de ruta prevista cuenta con empezar en 2022 los trabajos en la capilla de la Assumpta así como continuar en la fachada del Nacimiento y llevar a cabo la Torre de Jesús.

La culminación de la Torre de Jesús estaba previsto para que coincidiese con el aniversario de la muerte de Gaudí en 1926. Pero la caída de ingresos hacen que esta fecha se tambalee. Este cimborrio será el punto más elevado de la Sagrada Familia con 172,5 metros de altura. Una altura que no es aleatoria sino que es exactamente igual a los metros que se eleva Montjüic sobre el nivel del mar.

La Torre de Jesús se convertirá entonces en la construcción más alta de Barcelona, superando los 154 metros que miden la Torre Mapfre y el Hotel Arts.

Caída de ingresos

La Sagrada Familia espera finalizar este año con unos 810.000 visitantes, un 17,2 % de los que tuvo en 2019 y que podría aumentar hasta el 25 o 30 % en 2022, aunque no prevé alcanzar las cifras de público que registraba antes de la pandemia hasta, por lo menos, el año 2024.

Publicidad