El sexto encierro de las fiestas de San Sebastián de los Reyes corre a cargo de las reses de la ganadería Luis Algarra. Este encierro es el último que de este año, un año en los que no ha habido ningún herido por asta de toro.

En la calle Postas la manada estaba muy tenida hacia la parte izquierda. En la calle Real los corredores han podido ponerse entre la manada. En la calle Estafeta un toro se ha quedado un poco rezagado y los corredores han podido coger astas.

En la entrada de la plaza de toros ha habido varias caídas pero los corredores han sabido entender perfectamente la situación y se han tumbado en el suelo.

Los corredores no han podido disfrutar tanto como en el encierro de ayer ya que ha sido una carrera rápida y complicada. Los corredores han podido saber en qué momento podían coger astas.

La velocidad del encierro ha podido llegar a alcanzar los 30 kilómetros por hora. Los toros han sido muy nobles, sin girar la cabeza y siguiendo la manada.