HASTA SEPTIEMBRE

Los secretos de la tumba de Tutankamon, al descubierto en Valladolid

Se pueden ver reproducciones artesanales de las piezas encontradas en la cámara funeraria del faraón egipcio, que fue hallada por el egiptólogo Howard Carter en el año 1922 en uno de los últimos hallazgos localizados en el Valle de los Reyes, pero posiblemente el más completo.

Máscara de oro de Tutankamón en el Museo de El Cairo

Publicidad

El Museo de la Ciencia de Valladolid expone desde este viernes hasta el 7 de septiembre la exposición 'Los tesoros de Tutankamon', que reúne reproducciones de las piezas halladas en la cámara funeraria del faraón que reinó entre el 1321 y el 1311 antes de Cristo y también sirve para explicar el punto de vista científico en el Antiguo Egipto.

La muestra ha sido inaugurada este viernes por la directora del Museo, Inés Rodríguez Hidalgo, la concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo; y el presidente de la Fundación Sophia, Antonio Marí, ya que esta entidad es la responsable de esta exposición así como de la elaboración "artesanal" de las reproducciones.

Se trata de réplicas elaboradas por los voluntarios culturales del taller de Bellas Artes de esta Fundación, una entidad con carácter docente que persigue difundir el pensamiento y el arte de las culturas tradicionales.

Así, se pueden ver reproducciones artesanales de las piezas encontradas en la cámara funeraria del faraón egipcio, que fue hallada por el egiptólogo Howard Carter en el año 1922 en uno de los últimos hallazgos localizados en el Valle de los Reyes, pero posiblemente el más completo. "En un lugar en el que muchos pensaban que no había mada, Carter consiguió encontrar una tumba con el sello intacto y el interior completo", ha recordado Martí, quien ha incidido en que en la época de los primeros años de la década de 1920 Europa estaba "necesitada de buenas noticias" después de la I Guerra Mundial.

Antonio Marí ha explicado que la figura de Tutankamon ha trascendido enormemente a la época actual gracias a la importancia del descubrimiento de Carter, pues ha matizado que fue un faraón muy joven pero que su reinado apenas duró diez años, "mucho menos que otros".

La muestra incluye réplicas como una reproducción a tamaño real (187 centímetros de largo y 51,3 de ancho) del sarcófago de Tutankamon, muebles, joyas, amuletos y elementos ceremoniales que fueron encontrados en la tumba en el momento de su descubrimiento.

El montaje de la exposición reproduce también el orificio por el cual Carter vio por primera vez el contenido íntegro de las pertenecías del faraón junto a su cámara funeraria, un lugar al que nadie había accedido desde que fue sellada en el año 1.311 a.C.

Destacan también, entre otras piezas, el templete canópico con las cuatro diosas protectoras, que contenía y protegía los órganos internos embalsamados de Tutankamon; el féretro de Anubis, guardián del inframundo que custodiaba el instrumental sagrado utilizado en la momificación; una de las maquetas de barco encontradas en la Sala del Tesoro; un juego de mesa Senet; o un reposacabezas de cerámica esmaltada azul.

Publicidad