La propuesta de Michael Kors para la próxima temporada otoño-invierno 2019 ha vuelto a arrasar.

Ha transformado la pasarela en una auténtica fiesta disco en la que ha rendido homenaje a la legendaria discoteca neoyorkina Studio 54.

Sobre la pasarela, una vuelta a los 70´ en la que no han faltado dos referentes de la época: el cantante Barry Manilow y la modelo Patti Hansen.

Retrocedemos cuatro décadas para volvernos a enfundar voluminosos abrigos de pelo, piel vuelta y plumas. Mucha lentejuela y estampados coloridos.

Como ya es costumbre una larga lista de celebrities no han querido perderse las últimas tendencias del modisto estadounidense. Entre los asistentes Kate Hudson, Priyanka Chopra o el matrimonio Douglas-Zeta Jones.