Hace muy poco festejábamos el 50 aniversario de la llegada del Hombre a la Luna. Este mes se cumplen 500 años del viaje al mundo del portugués, Magallanes; y, el español, Juan Sebastián Elcano; una hazaña, con polémica incluida, que tiene su cuadro conmemorativo en el museo Naval.

La expedición partió de la localidad de Sanlúcar de Barrameda. Partieron 5 barcos y 234 hombres que iban en busca de una hazaña: dar la vuelta al mundo. "La llegada a la Luna tuvo mucha importancia, pero más importante fue aún la primera vuelta al mundo", dicen los expertos.

La vuelta la planeo Magallanes, por el oeste, para encontrar especias tras cruzar el estrecho al que daría nombre. Más tarde, el capitán portugués moriría asesinado tras ser atravesado por unas lanzas que le arrojaron los indígenas asentados en el Pacífico. Entonces llegó el momento de Elcano: "Fue un momento clave", dicen los historiadores.

El pintor Augusto Ferrer pintó uno de sus cuadros recreándose en la figura de Elcano. Para ello, se enroló durante unos días en una réplica del barco de la Nao para reproducir la secuencia: "Es de una valentía de seres forjados de otra manera". Gracias a Elcano, se confirmó que la Tierra es esférica y que sólo existía un mundo.

Cinco siglos después, la polémica sobre quién fue el verdadero autor de la hazaña sigue activa. Según los historiadores, Magallanes fue el gran emprendedor y Elcano fue quien dio la vuelta al mundo.