Un rayo impacta en la iglesia de San Lorenzo, en Pamplona, provocando una avería eléctrica en el sistema que hace sonar las campanas de la torre.

A tan solo cuatro días de las fiestas de San Fermín, los operarios trabajan contrarreloj para subsanar lo antes posible los efectos causados por el rayo.

Con el sonido de sus campanadas se lanza el cohete de cada encierro que esperan que vuelva a escucharse este domingo 7 de julio.