Los Reyes Magos

Publicidad

Reyes Magos

¿Quiénes son los Reyes Magos? El origen de la noche del 5 de enero

La noche del 5 de enero es una de las noches más especiales y emotivas del año pero, ¿cuál es el origen de esta tradición tan arraigada en nuestra cultura?

En resumen

  • La tradición cuenta que los Reyes Magos seguían una estrella hacia Belén
  • Le ofrecieron oro, incienso y mirra al Niño Jesús recién nacido
  • La representación actual de los Reyes sigue un estereotipo del siglo XIV

La noche del 5 de enero es, sin duda, la noche más mágica de la Navidad. Los niños, llenos de alegría e inocencia, acuden con su familia a ver la cabalgata mientras esperan emocionados que los Reyes Magos les dejen en casa lo que pidieron en sus cartas.

Pero, ¿cuál es el origen de la celebración más esperada por los más pequeños?

La tradición más difundida cuenta que los Reyes Magos venían de Oriente y una estrella les guiaba hacia Belén. Allí, en un pesebre, se encontraron al Niño Jesús recién nacido. Los Reyes le adoraron y ofrecieron oro, incienso y mirra.

Antes de llegar a Belén, los Reyes de Oriente se habían encontrado con el rey Herodes de Jerusalén. Herodes les pidió que, de regreso, le comunicaran el lugar exacto donde se encontraba el niño y así, poder adorarle él también. Sus intenciones reales eran muy diferentes. Herodes pretendía acabar con el recién nacido para evitar que le quitara el trono.

La historia, de la que habla San Mateo en el Nuevo Testamento, cuenta cómo un ángel les advirtió a los Reyes Magos del peligro que corría el Niño Jesús si obedecían al rey Herodes. Le hicieron caso y volvieron por una ruta diferente, sin ver al rey de Jerusalén.

No fue hasta el siglo IX cuando los Reyes fueron designados con sus nombres actuales. El Papa San León estableció que eran tres los Reyes Magos que fueron a la posada a adorar al niño Jesús guiados por 'la estrella de Belén': Melchor, Gaspar y Baltasar.

Además, la representación actual de los Reyes sigue el estereotipo basado en la descripción de un monje benedictino, Beda, en el siglo XIV.

Según el monje, Melchor, originario de Europa, es un anciano de largo pelo y barba de color blanco. Gaspar, asiático, es el más joven de los tres. Baltasar, de raza negra, es procedente de África.

Sea cual fuese el origen, la noche del 5 de enero se ha convertido en una noche muy especial en nuestro calendario y que se mantiene con una emotiva tradición.

Publicidad