Star Wars

¿Por qué Star Wars siempre ha sido (y sigue siendo) un rotundo fracaso comercial en China?

Star Wars ha cautivado los corazones de medio mundo, pero en China no ha tenido nunca influencia. Contamos las causas de esta historia de desamor... y un llamativo dato que tiene la saga en EE.UU.

Una fan de Star Wars, con el vestuario que lleva Padmé Amidala en 'La Amenaza Fantasma'

Una fan de Star Wars, con el vestuario que lleva Padmé Amidala en 'La Amenaza Fantasma' EFE/EPA/FRANCK ROBICHON

Publicidad

Cuando Lucasfilm anunció que crearía una nueva trilogía de Star Wars, con los episodios VII, VIII y IX de la saga, el mundo entero se emocionó y la felicidad se apoderó de los más fans. Y, tras sus estrenos en los años 2015, 2017, y 2019, los tres nuevos episodios que pusieron fin a la saga Skywalker habían logrado recaudar casi 4.500 millones de dólares en todo el mundo con su proyección en cines. Sin embargo, hubo un mercado en el que fracasó estrepitosamente, el cual fue China.

La cuestión que muchos se preguntan es, ¿por qué en China no ha triunfado casi nunca? La película 'Los Últimos Jedi', octavo episodio de la saga, fue retirado de la cartelera china a las dos semanas de su estreno, y la novena y última película de la saga, 'El Ascenso de Skywalker', duró casi lo mismo. Un mazazo en toda regla para Disney, dado que China es un importante mercado audiovisual de gran trascendencia en el que necesitan pescar para lograr mayores ingresos.

El motivo por el que Star Wars nunca ha triunfado en China se debe a la situación política del país. El primer presidente chino, Mao Zedong, murió en 1978, un año después de que se estrenara la primera película de la saga, y los años siguientes, en los que concluyó la trilogía original, había una fuerte inestabilidad política en el país. Ello, unido a la fuerte censura que ya había entonces en China, donde se vetaban gran cantidad de películas extranjeras, hizo que la población no creciera con la saga, y casi nunca haya mostrado interés en conocerla desde sus inicios.

Estados Unidos, el mercado de mayor recaudación

Mientras en China ha sido un fracaso rotundo desde sus inicios, Star Wars se ha consolidado como una de las marcas caseras favoritas del cine en Estados Unidos, donde recauda aproximadamente el 40 % de la recaudación mundial en sus taquillas. En España, la saga también tiene un impacto muy notable, acogiendo eventos cada 4 de mayo (Día Mundial de Star Wars), como las tropas de la Legión 501 que suelen acudir a la FNAC de Callao todos los años.

Además, la saga tiene una curiosidad muy llamativa en Estados Unidos, el país donde 'nació' Star Wars: cada trilogía ha empezado con un presidente demócrata en el cargo y ha concluido con un mandatario republicano en la Casa Blanca.

Así, la primera trilogía estrenó los episodios IV ('Una Nueva Esperanza') y V ('El Imperio Contraataca') con el demócrata Jimmy Carter en el cargo, y concluiría con el republicano Ronald Reagan en el episodio VI ('El Retorno del Jedi'). La trilogía de precuelas comenzó con el demócrata Bill Clinton como mandatario con el episodio I ('La Amenaza Fantasma'), y le sucedería el republicano George W. Bush con la conclusión de la segunda trilogía, con los episodios II ('El Ataque de los Clones') y III ('La Venganza de los Sith').La saga concluiría con la última trilogía, iniciada estando a los mandos el demócrata Barack Obama cuando se estrenó el episodio VII ('El Despertar de La Fuerza'), y que concluiría con el republicano Donald Trump como presidente con los episodios VIII ('Los Últimos Jedi') y IX ('El Ascenso de Skywalker').

Publicidad