El Corte Inglés

Es posible comprar un Picasso en la planta primera de El Corte Inglés

El Corte Inglés inauguró ayer, 2 de diciembre, una de las grandes novedades de la cadena de este año. Se trata de la primera galería de arte que acoge un centro de la marca. Se encuentra en Paseo de Castellana, Madrid.

Fachada del Corte Inglés de Callao.

EFE/Luca Piergiovanni/Archivo Fachada del Corte Inglés de Callao.

Publicidad

Hace 81 años, un 28 de junio, nacía una marca que es conocida por prácticamente todo el mundo. Se trata de El Corte Inglés. Sus centros parecen mantenerse iguales a pesar del tiempo que pase. Las escaleras mecánicas son las mismas que cuando éramos pequeños y jugábamos en ellas. Sin embargo, si se mira con atención, pueden encontrarse grandes novedades.

Una de ellas, se inauguró ayer, 2 de diciembre, en el centro del Paseo de La Castellana, en Madrid. Se trata de la primera galería de arte que abre en cualquiera de sus tiendas. Se encuentra en la primera planta, donde también está la ropa de señoras, en un rincón de doble altura.

En ese lugar, se puede ver un rótulo en el que se pueden leer los nombres de las galeristas María Porto y Leticia Hervás. En esta galería, se venderán obras de Picasso, Tàpies, Chirino, Miralles e incluso otros artistas como Jaume Plensa, Jacinto de Manuel, Arturo Garrido, Gohndo o Rafael Sañudo.

Venderá cuadros

Algunas de estas obras están valoradas entre 200 y 300.000. Sin embargo, la gran novedad no es el nombre de estos artistas o los precios de sus obras, sino la palabra 'venderá'. "Hasta ahora, El Corte Inglés había tenido un pequeño espacio dedicado a exponer arte y había llegado a vender algún grabado de Picasso", explica María Porto, una de las galeristas.

"Esta experiencia es distinta. Para empezar, porque nosotras somos las propietarias de la galería y pagamos por el espacio a El Corte Inglés, igual que hace cualquier firma de lujo. Nosotras tomamos las decisiones sobre el arte que se mostrará y nos ocuparemos de poner personal cualificado", ha añadido.

Cómo funciona

El trabajo de las dos galeristas no consistirá en despachar algunos grabados de los artistas, sino que tendrán la labor de mediar entre el artista y el coleccionista, como funciona en cualquier galería de arte. Por ello, guiarán a sus proveedores en su carrera creativa, asesorarán a sus clientes, buscarán para ellos piezas específicas e, incluso, les ayudarán a vender las obras de arte de las que quieran deshacerse.

Todo ello, estará enmarcado en las normas que cumplen el resto de los trabajadores de El Corte Inglés. Una de ellas es el horario de apertura y cierre, que es de 10:00 a 22:00. Además, durante estas fechas navideñas, tendrán que soportar las aglomeraciones y atender a los paseantes. “Muchas veces hemos pecado de esnobismo. Estar aquí significa asumir que tenemos que dar información y explicar qué es lo que les puede dar el arte, cómo de segura es la inversión, qué podemos hacer por ellos nosotras como galeristas...”, explica Leticia Hervás.

Publicidad