Paella

La paella valenciana, declarada Bien de Interés Cultural

Tras meses de rumores, la marca España sigue creciendo; la Generalitat Valenciana ha aprobado declarar la paella valenciana como Bien de Interés Cultural Inmaterial.

Esta es la proporción de agua y arroz para preparar la paella perfecta

Publicidad

Se rumoreó en primavera, se mencionó instantáneamente en verano, pero ha habido que esperar a otoño para confirmar lo que venía siendo un secreto a voces y que al fin es una realidad: la paella valenciana ha sido declarada oficialmente Bien de Interés Cultural Inmaterial.

La Generalitat Valenciana ha dado el paso para otorgar dicha distinción a una de las recetas españolas más consumidas por los ciudadanos y más reconocida, tanto a nivel nacional como internacional. Con esta decisión aprobada por el Ejecutivo valenciano, se concede así un título distintivo a uno de los platos más célebres de la llamada 'Marca España', que tiene especial relevancia en la costa sur y mediterránea.

Después de declarar la paella como Bien de Interés Cultural, y de calificarla como "un símbolo identitario", la clásica receta valenciana pasa a formar parte de una lista exclusiva en la que, pese a los innumerables alimentos españoles que también constituyen todo un fenómeno nacional, no todos tienen el privilegio de formar parte de la misma.

"El arte de unir y compartir"

A diferencia de muchas decisiones políticas que pueden causar el choque entre los grupos parlamentarios, se prevé que esta propuesta sea celebrada por todos los valencianos, que ven a su plato más clásico considerado una referencia cultural, además de "un fenómeno social" que, efectivamente, es conocido en todos los lugares de España.

La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, asegura que la paella es "un símbolo identitario del terreno valenciano", además de que, según considera, "la paella no constituye solamente un plato, sino el hecho de que su preparación la convierte en un fenómeno social".

En las diversas encuestas sobre la paella que podemos encontrar, es considerado frecuentemente un plato que representa a España no solo dentro de nuestras fronteras, sino también en el exterior, y que caracteriza a nuestro país como una nación maestra a la hora de degustar manjares de este calibre.

Publicidad