Es un comienzo tan conocido como ya manido: "Llamadme Ismael". Así arranca 'Moby Dick', la inmortal novela de Herman Melville. La mayoría conocemos -con más o menos profundidad- esa lucha entre la ballena blanca y el hombre de la mar. O quizá lo que recordamos es a Gregory Peck con una media luna de barba dando vida al capitán Ahab. Ahora llega a los escenario de Madrid una adaptación teatral de esta obra clásica protagonizada por José María Pou, con texto de Juan Cavestany y dirigida por Andrés Lima.

"La magnitud de Ahab me hace pensar que estoy haciendo un personaje de Shakespeare -explica Pou- que conecta directamente con personajes que he representado como el Rey Lear y Orson Welles". El icónico capitán es protagonista casi absoluto de esta representación que ya ha pasado por Barcelona. Su solitaria lucha contra la gran ballena blanca invita al espectador a hacer un viaje a las profundidades de la locura de un hombre capaz de todo para satisfacer su empeño. Incluso de enviar a la muerte a toda una tripulación -interpretada aquí por sólo dos actores: Jacob Torres y Óscar Kapoya-.

Dice el director, Andrés Lima, que "la obra ofrece una visión sobre el ser humano ante la muerte. Somos conscientes de que es la historia de una agonía y ésta está entre dos mundos: el bien y el mal". A lo que añade Juan Cavestany, autor de la adaptación, que "el verdadero secreto de la novela va más allá del relato de aventuras que ésta presenta".