Durante un concierto en Georgia, el cantante Michael Bublé decidió ceder el micrófono a un fan que se encontraba entre el público para que cantase 'Fly me to the moon'. Andrew Zarrillo, de Nashville, aceptó la oferta y dejó boquiabierto a los allí presentes con su voz.

La sorpresa de Bublé fue tal que se sentó en el escenario y permitió a Andrew terminar la canción. La voz del fan arrancó una ovación de los asistentes al concierto.

Andrew Zarrillo ha compartido en su cuenta de Twitter el vídeo de su actuación.