Alessandro Lequio sobre la muerte de su hijo Alex Lequio

Publicidad

Álex Lequio

El mensaje que Alessandro Lequio, padre de Álex Lequio, escribió en redes sociales antes de la muerte de su hijo

Alessandro Lequio, padre de Álex Lequio escribió ayer una bonita reflexión sobre lo verdaderamente importante en la vida en su cuenta de Twitter. Un día después su hijo, de 27 años, ha fallecido a consecuencia de un cáncer.

Alessandro Lequio, escribió en su cuenta de Twitter, ayer 12 de mayo, las reflexiones de Steve Jobs, fundador de Apple, que murió de un cáncer de páncreas con 56 años y dejando una fortuna de más de 7 mil millones de euros.

Hoy, un día después, esa publicación de Alessandro Lequio adquiere todo el sentido. Su hijo, Álex Lequio, ha muerto con 27 años, también víctima de un cáncer.

Lequio recogía las palabras de Steve Jobs cuando estaba en su cama, a punto de morir, y reconocía que toda la riqueza que poseía no tenía sentido frente " a la muerte inminente".

"Hay una cosa que no se puede comprar: LA VIDA"

Steve Jobs, en ese escrito, reconocía que la "verdadera felicidad no viene de las cosas materiales" insistía en la necesidad de cuidarse y en lo importante que son las personas que tienes a tu lado: "Si quieres ir rápido ve sólo pero si quieres llegar lejos, ve acompañado" decía Jobs.

En sus reflexiones, también, un mensaje sobre la educación de los hijos: "No eduques a tus hijos para que sean ricos, educarlos para que sean felices. Entonces, cuando crezcan, sabrán el valor de las cosas, no el precio".

Steve Jobs, recuerda que a medida que creció " me di cuenta de que un reloj de 3.000 dólares, y uno de de 3 millones muestran la misma hora". Lo mismo pasa con los coches "podemos llegar al mismo destino" y que en "una casa de 300 metros cuadrados o de 3.000 la soledad es la misma".

Cree Steve Jobs, que los seis mejores doctores del mundo son:

  • La luz del sol
  • El descanso
  • El ejercicio
  • La dieta
  • La confianza en sí mismo
  • Los afectos

Steve Job, que falleció en 2011 nos dejó este consejo: agradecer y "disfrutar al máximo de las pequeñas cosas" y atesorar el amor de familia, pareja y amigos, para que "cuando llegue el día que baje el telón puedas llevar contigo la verdadera riqueza de este mundo".

Publicidad