126.997167

Publicidad

Coronavirus

Más de mil voluntarios se someten a pruebas de coronavirus y 500 asisten a un concierto sin distancia de seguridad

Los asistentes a este concierto-experimento han estado sin distancia de seguridad, por lo que han sido sometidos a pruebas PCR y de antígenos antes del espectáculo en la Sala Apolo de Barcelona.

Un total de 1.016 voluntarios han participado en la mañana de este sábado en un ensayo clínico para validar los test rápidos del coronavirus en la búsqueda de una estrategia para buscar la celebración de conciertos de forma segura.

Por ello, se han sometido a pruebas de antígenos y PCR antes de un concierto que ha tenido lugar en la Sala Apolo de Barcelona, al que asistirán la mitad de ellos.

Primera parte del ensayo

Kimberly ha sido una de las participantes en este ensayo y ha llegado muy contenta por formar parte de él. Amante de los conciertos y de los festivales, quiere aportar su propio granito de arena: "Creo que la cultura se ha visto muy afectada por el coronavirus y este ensayo está muy bien hecho". "Si esto puede promover el futuro de los eventos culturales, vale la pena", explica sobre sus motivaciones para participar en la prueba piloto.

Vicente, otro de los participantes, lo ve como una oportunidad de ayudar a la ciudadanía y a la cultura: "Si queremos ayudar a todas las salas de fiesta hay que empezar con esto".

Para acceder al recinto les piden los datos y les hacen una PCR y un test de antígenos. Para acceder al concierto han tenido que dar negativo en la prueba y solo 500 de ellos han sido seleccionados.

Disfrutarán del concierto con mascarilla, de pie y sin distancias de seguridad, algo que genera dudas entre algunos asistentes.

Así, la prueba piloto trata de demostrar si con el test rápido de antígenos se puede crear un espacio seguro en este tipo de eventos musicales.

Publicidad