Los riojanos se han teñido de rojo con 70.000 litros de tinto en la Batalla del Vino. El municipio de Haro ha congregado a más de 12.000 personas en la conocida y divertida fiesta declarada de Interés Turístico Nacional. La celebración atrae a miles de turistas de todo el mundo cada año.

La Batalla del vino comienza a primera hora de la mañana en un terreno cercano a la localidad de Haro. Allí, miles de personas vestidas de blanco se vierten entre ellas litros y litros de vino tinto.

Música y comida durante todo el día para disfrutar en familia o con amigos.

Este año se han prohibido las hogueras después de la batalla para evitar los incendios. "Menos mal que nos hemos traído los caracoles de casa porque este año no se puede asar", comenta una asistente de la fiesta.

Aunque este año se deba prescindir de las hogueras, la localidad de Haro ha conseguido reunir a más de 12.000 personas para disfrutar de la conocida Batalla del Vino.