Publicidad

La belleza literaria suele estar en el interior de las páginas, pero Rosa y Maica se afanan por vestir de gala las obras.

"Es un homenaje al libro" dicen. Les gusta empezar por el principio, por la lectura "leemos para inspirarnos "." Intenta ser una especie de homenaje al libro y a la literatura. Además, es imprescindible que sean funcionales, que se puedan abrir y leer cómodamente".

El encuadernado pasa por varias fases; se prensa, se cola, se cose a mano con delicadeza y, finalmente, se viste el exterior con su nuevo traje de piel. El material que utilizan es piel de ternera, que decoran, pintan o tiñen.

El trabajo de Rosa y Maica se ve recompensado con los premios que reciben. Entre ellos, el premio nacional de encuadernación u otro de hace unos meses del Ayuntamiento de Madrid.

Sus diseños son únicos e irrepetibles e incluso prefieren no quedarse con copias de sus trabajos.

La belleza literaria suele estar en el interior de las páginas, pero Rosa y Maica se afanan por vestir de gala las obras.

"Es un homenaje al libro" dicen. Les gusta empezar por el principio, por la lectura "leemos para inspirarnos "." Intenta ser una especie de homenaje al libro y a la literatura. Además, es imprescindible que sean funcionales, que se puedan abrir y leer cómodamente".

El encuadernado pasa por varias fases; se prensa, se cola, se cose a mano con delicadeza y, finalmente, se viste el exterior con su nuevo traje de piel. El material que utilizan es piel de ternera, que decoran, pintan o tiñen.

El trabajo de Rosa y Maica se ve recompensado con los premios que reciben. Entre ellos, el premio nacional de encuadernación u otro de hace unos meses del Ayuntamiento de Madrid.

Sus diseños son únicos e irrepetibles e incluso prefieren no quedarse con copias de sus trabajos.

Publicidad