7 de julio San Fermín y como dice la canción "a Pamplona hemos de ir". A pesar de ser una actividad que conlleva un riesgo, cada año miles de corredores se ponen delante de seis toros para correr los encierros de los Sanfermines.

Todo principiante tiene que tener una serie de recomendaciones claras cuyo incumplimiento acarrea una multa y, además, hacer caso a la policía y los pastores. Estas son las que recomienda el Ayuntamiento de Pamplona:

1. Tener claro el recorrido del encierro, 875 metros, y sus características.

2. Elegir un tramo adecuado a las condiciones físicas de cada uno. Por ejemplo, no es recomendable correr por primera vez por la cuesta de Santo Domingo.

3. Tener claras dónde están las salidas en las vallas y los refugios donde meterse, en caso de que el toro se acerque demasiado. Cuando salga del recorrido por la salida que tiene prevista lo hará siempre por los laterales.

4. El encierro está abierto a mayores de 18 años, pero eso no significa que todo el mundo pueda correrlo. Requiere una buena preparación física y un buen fondo, además de reflejos.

5. En los encierros no se necesita un equipo técnico concreto, pero sí llevar ropa y calzados adecuados, cómodos y que permitan moverse sin dificultades.

6. No se pueden meter en el recorrido mochilas, móviles, cámaras y otros tipo de objetos que puedan suponer un estorbo a la hora de correr.

7. Las personas que participan en el encierro deben entrar al recorrido antes de las 7:30 en los días de labor y antes de las 7:15 el fin de semana. Se colocarán en los espacios delimitados por la Policía Local, cuyas instrucciones deberán cumplir en todo momento.

8. Antes de la salida no se permite resguardarse en rincones, portales o ángulos muertos.

9. Una vez comenzada la carrera los participantes tienen que correr en línea recta, sin cruzarse ni pararse delante de los toros o de otros corredores. Tampoco se podrá tocar a los toros.

10. Al entrar en la Plaza de Toros se refugiará tras el vallado, dejando libre la vía para quienes viene detrás.

Recuerda siempre que "prevenir es vivir", por lo que ten en cuenta todas estas consideraciones.