Publicidad

Sevilla

La Torre del Oro en Sevilla cumple 800 años de vida

La Torre del Oro, monumento declarado Bien de Interés Cultural, cumple su octavo centenario. A lo largo de su historia se ha convertido en capilla real, prisión y torre de vigilancia.

La emblemática Torre del Oro de Sevilla cumple 800 años. Este edificio de planta dodecagonal, patrimonio cultural, es uno de los monumentos más visitados de la capital hispalense.

Cumple su octavo centenario

Su creación comenzó el 30 de marzo de 1220, por orden del gobernador almohade de Sevilla, Abù l-Ulà. Un año después, el 24 de febrero de 1221 terminó la construcción. De la torre se llegó a decir que debía su nombre a la cantidad de oro que guardaba en su interior y que recubría su fachada en sus inicios.

Sin embargo, en el año 2005, gracias a una restauración se descubrió que el material que revestía el monumento era una combinación de paja prensada y cal adheridas al mortero. La realidad es que con el resplandor del sol se crea un brillo dorado a su alrededor que es lo que le otorgó su nombre.

Bien de Interés Cultural

En el año 1931, la Torre del Oro fue declarada como Bien de Interés Cultural. Y en 1936 se instaló en la planta baja y la primera planta un museo de la Armada Española por orden del Ministerio de Marina, a propuesta del Patronato del Museo Naval. A lo largo de los años y desde 1990 se ha sometido a varias remodelaciones. También ha cambiado de papel, siendo torre de vigilancia, capilla real, prisión y almacén de pólvora.

Hoy este edificio de casi 37 metros de altura cumple su octavo centenario manteniendo el mismo encanto que en sus orígenes.

Publicidad