Por los salones del Museo del Louvre pasaron 2,5 millones de franceses, seguidos por los estadounidenses (casi 1,5 millones) y por los chinos (más de un millón). En total 10.2 millones de personas.

El anterior récord del Louvre se había conseguido en 2012, con 9,7 millones de personas, coincidiendo con el año en que se inauguró el departamento de Artes del Islam y con exposiciones sobre Leonardo da Vinci y Rafael.

Después de ese año, las visitas habían caído con fuerza, sobre todo por la oleada de atentados terroristas en París en 2015. Pero, al parecer, la grabación durante 2018 de un videoclip musical de Beyonce y su marido, Jay-Z puede estar detrás de este repunte de las visitas a la pinacoteca. Los artistas grabaron el videoclip de "APES ** T" en la que actúan frente a la Mona Lisa, la Venus de Milo y otras obras de arte famosas. Un tema que se ha visto casi 150 millones de veces en YouTube.

Otro atractivo, ya más en linea con la agenda propia de una pinacoteca, fue la exposición de Delacroix, que vieron cerca de 540.000 visitantes entre el 29 de marzo y el 23 de julio.

Además, en 2018 acudieron al museo 565.000 alumnos en visitas escolares. En total, más de la mitad de todos los visitantes tenían menos de 30 años y casi una quinta parte menos de 18.

El presidente, Jean-Luc Martínez, se felicitó de ese "éxito" en términos de cifras, pero también puntualizó que "no se trata de acoger más, sino de acoger mejor".

Por otro lado, cerca de un millones de personas pasaron por las exposiciones en las que el Louvre ha participado en el extranjero, como la de "Músicas y sonidos antiguos" en Madrid y Barcelona, "El arte del retrato" en Tokio o "El Museo del Louvre en Teherán".