119.767075

Publicidad

Toros

La Fundación del Toro de Lidia pide la dimisión del ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez, por censurar la tauromaquia

Además han creado una campaña en redes sociales donde conocidos toreros se muestran con mascarillas y con la frase "la cultura no es censura" durante la crisis del coronavirus.

El presidente de la Fundación del Toro de Lidia, Victorino Martín, pide la dimisión del ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, además de promover una campaña en redes sociales #MinistrodeCensura.

La iniciativa ya ha acogido más de 25.000 tweets donde se han volcado banderilleros, toreros y ganaderos que han subido fotografías a las redes con mascarillas y con el mensaje "la cultura no es censura".

Algunos toreros cómo El Juli se ha volcado en la campaña diciendo que "el toreo no es de derechas ni de izquierdas, es del pueblo". También han hecho mención Enrique Ponce donde señala que "la cultura de un país la decide el pueblo, no sus gobernantes".

En el vídeo de algo más de dos minutos se ven a muchos conocidos del mundo del toreo durante la crisis del coronavirus como: Roca Rey, Alejandro Talavante, Cayetano Rivera, Miguel Ángel Perera, Sebastián Castella, Paco Ureña, Diego Urdiales, Juan Mora, Rivera Ordóñez, Cristina Sánchez, Manuel Escribano, Toñete, Román, José Carlos Venegas, Eugenio de Mora, Damián Castaño, Alberto Revesado, Morenito de Aranda, el novillero Tomás Rufo o la rejoneadora Lea Vicens.

El presidente ha señalado en un carta que el ministro de Cultura debe dimitir "por todo este tiempo en el que estamos siendo discriminado e, incluso, censurados" y donde ha señalado que "el mundo del toro ha trabajado paciente, respetuosa y lealmente con el Ministerio de Cultura desde que comenzó la crisis. Su respuesta ha sido, sin embargo, el silencio y la discriminación continua de la tauromaquia",

El ministro de Cultura anunció hace unas semanas las ayudas que iban a recibir los diferentes sectores de la cultura debido a la crisis del coronavirus donde se destinarían 76 millones de euros.

Publicidad