23.999833

Publicidad

Cine

La ceremonia de los premios Oscar 2021 podría ser presencial a pesar de la pandemia de coronavirus

Casi todos los últimos grandes eventos se están celebrando sin público y en la distancia, pero la ceremonia de entrega de los próximos Oscar de Hollywood podría ser presencial, con nominados y público en el mismo recinto.

La Academia de Hollywood tiene la intención de que la próxima entrega de los Óscar sea un evento físico emitido en directo por televisión y no una gala digital que haga uso de las videollamadas por la pandemia del coronavirus, aseguró un representante a la revista 'Variety'. La gala ya se retrasó dos meses, hasta el 25 de abril, por la pandemia. La Academia de Hollywood, de momento, no lo confirma.

Según la publicación especializada en Hollywood, los organizadores de la gala trabajan con la idea de que la noche más importante del cine se celebre de la manera más parecida posible al formato tradicional, con invitados reunidos en un teatro, para lo que están estudiando posibilidades como una reducción de aforo.

En verano, la Academia aplazó la próxima entrega de los premios hasta el 25 de abril de 2021, dos meses más tarde de la fecha inicialmente prevista, con la esperanza de que al ampliar el plazo de candidaturas hasta la primavera abrieran los cines y pudieran competir más películas.

Meses antes, aprobó una excepción para que las cintas que no se hayan proyectado en cines, pero tenían intención de hacerlo, puedan ser candidatas gracias a internet. La mayoría de estudios, sin embargo, ha decidido reservar sus grandes estrenos para cuando la situación pinte mejor.

Ahora, de acuerdo con estas declaraciones, parece que la Academia se inclina por una celebración física que dependerá de las circunstancias del momento ya que seguimos inmersos en la pandemia de coronavirus.

Todos los premios, aplazados

Antes de los Óscar se celebrarían los Globos de Oro (28 de febrero), los SAG del sindicato de actores (7 de marzo) y los británicos BAFTA (11 de abril).

En el mundo musical, los Grammy Latinos se celebraron en noviembre con una gala desde distintas ciudades del mundo y con unos pocos invitados en el escenario de Miami, un modelo muy parecido al inaugurado por los televisivos Emmy de septiembre, con una gala semipresencial desde Los Ángeles, sin alfombra roja y apenas una decena de invitados.

Publicidad