78.888000

Publicidad

Emmy 2019

Juego de Tronos, mejor serie en su despedida en los Emmy con Fleabag como la gran triunfadora

Billy Porter fue el otro gran triunfador de la noche al convertirse en el primer hombre abiertamente gay en ganar el Emmy a mejor actor dramático por su paplen en Pose.

Juego de Tronos se despidió para siempre de los Emmy con resultado agridulce. La ficción de HBO partía como la gran favorita de la noche al llegar con 32 nominaciones, récord de nominaciones para una única serie, pero no cumplió sus expectativas de hacer historia. Logró alzarse con el premio a mejor serie dramática gracias a su polémica última temporada, pero en toda la gala solo consiguió sumar otra estatuilla, la de mejor actor de reparto para Peter Dinklage.

Sin embargo, Juego de Tronos si logró imponerse en la 71º edición de los Emmy con 12 galardones -10 en los premios técnicos de la pasada semana-.Detrás se quedaron la miniserie Chernobyl (10), La maravillosa señora Maisel (8), Freesolo (7) y Fleabag (6). La serie habría necesitado uno más para igualar el récord de la ficción con más premios en una misma noche, pero la derrota de sus protagonistas Kit Harington y de Emilia Clarke en la categoría a mejor actor y actriz de drama impidió que lograse hacer historia. Así, tanto Harington como Clarke se despidieron para siempre de sus papeles que les catapultaron a la fama sin recibir ningún Emmy en los 10 años que ha durado la ficción.

A mitad de la gala, el reparto de Juego de Tronos apareció reunido para recibir una gran ovación, con Peter Dinklage, Lena Headey, Emilia Clarke, Kit Harington, Sophie Turner, Maisie Williams, Nikolaj Coster-Waldau, Alfie Allen, Gwendoline Christie y Carice van Houten sobre el escenario. Un homenaje más que merecido a una producción que cambió la forma de hacer televisión para siempre.

La británica Fleabag se convirtió en la gran sorpresa. No solo fue premiada con el galardón a mejor serie de comedia, también se alzó con el Emmy a mejor dirección de una serie de comedia, mejor guion y mejor actriz protagonista de comedia para su creadora Phoebe Waller-Bridge. La cómica se impuso a la gran favorita Julia Louis-Dreyfus, que había ganado seis Emmy anteriormente por su papel en Veep y perdió la oportunidad de ser la intérprete con más Emmy de la historia. "Esto se está volviendo ridículo", dijo Waller-Bridge totalmente sorprendida y emocionada, quien subió por tercera vez al escenario para recoger el premio al mejor guion.

Phoebe Waller-Bridge, protagonista y creadora de Fleabag, posa con tres de los cuatro galardones que ganó en los Emmy 2019 | Reuters

El otro triunfador de la noche fue Billy Porter, quien hizo historia al convertirse en el primer hombre abiertamente gay en ganar el Emmy al mejor actor dramático por su papel en Pose. "Tengo el derecho, tú tienes el derecho, todos tenemos el derecho", dijo un Porter emocionado que dedicó el premio "a todos aquellos que le hicieron sentir que valía incluso cuando él no era capaz de creer en si mismo".

Las reivindicaciones por la visibilidad de la comunidad LGTB+ ocuparon gran parte de la ceremonia, que vio a la estrella del transformismo RuPaul invitar a que la gente se registre para votar en las próximas elecciones, tras recoger el premio al mejor reality televisivo, y las protagonistas de Pose brillar en la pasarela y agradecer la visibilidad de las personas trans la pequeña pantalla.

Billy Porter hace historia al convertirse en el primer hombre negro abiertamente gay en ganar el Emmy a mejor actor | Reuters

Publicidad