Para homenajear la teatralidad característica de Cádiz, Joaquín Sabina ha hecho de su discurso una obra de teatro intercaladas con distintas verrsiones de sus canciones y con una letras muy gaditanas interpretadas por él y otros artistas.

>>Las chirigotas más aplaudidas