MUCHAS FELICIDADES

Joaquín Sabina cumple 70 años negándolo todo

No se calla ante nada ni nadie y sus letras forman parte del imaginario colectivo de varias generaciones. El 'Maestro', Joaquin Sabina, cumple 70 años, o como diría él, "cuarenta y treinta".

Publicidad

Las diecinueve días y quinientas noches que pasó de taberna en taberna, mientras ahogaba sus dudas con un tequila, como su buena amiga Chavela Vargas, le han dado algún que otro disgusto, pero ahí sigue. El de Úbeda continúa en pie y este martes cumple, como él dice, 40+30 años.

Dispuesto a negarlo todo, continúa con su voz rota y su verbo rápido, a su espalda se encuentran los 25 discos que ha publicado. Joaquín sabina iba para torero pero se hizo cantante "por cobardía".

Comenzó en la música con 14 años cuando fundó su primera banda de rock llamada 'Merry Young'. En 1970 fue arrestado por su propio padre al pertenecer al Partido Comunista y tuvo que abandonar el país. Durante siete años vivió en Londres donde comenzó a tocar en bares y pubs. Dos años después de la muerte del Caudillo, regresó a España.

Su primer golpe le llegó a mediados de los años 90 cuando tuvo que cancelar varios conciertos porque su voz mudó. Sin embargo, como el ave fénix, resurgió de sus cenizas y concibió junto con Alejo Stivel uno de sus discos más aplaudidos: '19 días y 500 noches'.

El segundo ataque contra su salud fue el 24 de agosto de 2001, tras la publicación del álbum 'Nos sobran los motivos', cuando sufrió un infarto cerebral que pondría su vida en peligro.

Pese a sus problemas, 'El Flaco', lo tiene claro: el cura que ha de darle la extremaunción, no es todavía monaguillo. Por ello, continúa incombustible paseando por las calles de su querido Madrid al que le ha regalado himnos como "Yo me bajo en Atocha" o "De purísima y oro".

Publicidad