Publicidad

Después de haber colapsado esta tarde las páginas web de la Academia de Cine y de los Premios Goya, alrededor de dos centenares de miembros del colectivo de internautas Anonymous copan ahora las primeras filas destinadas al público a las puertas del Teatro Real, desde donde están aprovechando para protestar contra la Ley Sinde y abuchear a las estrellas que ya están entrando al coliseo madrileño.

Con las caras tapadas con su tradicional careta de 'V de Vendetta', están también provistos de pancartas con lemas como 'Salvar la industria no es salvar la cultura', 'No a la mordaza digital' o 'Di no a la Ley Sinde'. Asimismo, están cantando proclamas como 'la cultura no se censura', acompañadas de gritos de "fuera fuera" y algunos insultos variados.

Anonymous había expresado también su intención de asaltar la alfombra roja, algo que hasta ahora no ha sucedido y que parece poco probable debido a las medidas de seguridad montadas para evitarlo. Los invitados a la gala, en cualquier caso, están a algunos metros de las vallas desde las que protestan los internautas, por lo que no se viven momentos de especial tensión, aunque, eso sí, los gritos sí los escuchan con total claridad.

Hasta ahora han entrado al Teatro Real rostros conocidos de nuestro cine como Imanol Arias, Carmen Machi, Loles León, Carlos Areces, Mario Casas, Verónica Forque, Sancho Gracia, Juanjo Puigcorbé, Juan Luis Galiardo, Marisa Paredes, Ana Belén, Leonardo Sbaraglia, Cayetana Guillén Cuervo, Najwa Nimri o Hugo Silva.

Publicidad

José Manuel García-Margallo

José Manuel García-Margallo sobre la renovación del Poder Judicial: "La separación de poderes está en peligro"

El exministro ha manifestado que "son los propios jueces los que deberían elegir la renovación", en lugar de que se votase en el Congreso de los Diputados.

Alfonso Fernández Mañueco

Alfonso Fernández Mañueco sobre el Gobierno: "Necesitamos criterios comunes. El coronavirus no entiende ni de fronteras administrativas ni de colores políticos"

El presidente de la Junta de Castilla y León ha recordado la situación epidemiológica de la comunidad y ha insistido en la necesidad de criterios comunes que afirma lleva reclamando al Gobierno central desde "el mes de abril. Es necesario que la política y la ciencia vayan unidas".