Camino de Santiago 2022

La forma del calcetín puede decidir cómo será tu Camino de Santiago

El cuidado de los pies es esencial para que la experiencia vital de hacer el Camino de Santiago sea un buen recuerdo. Te explicamos cómo elegir el mejor calzado y unos buenos calcetines, junto a otros consejos para prepararte en los meses previos.

Consejos del Camino de Santiago

Consejos del Camino de Santiago antena3noticias.com

Publicidad

¿Te gustaría hacer el Camino de Santiago? Quizá ya estás pensando qué ruta elegir, en cuántos días podrías hacerlo, dónde comer y dormir...pero conviene que desde el principio tengas en cuenta qué meter en tu mochila y cómo cuidarte para evitar lesiones.

Recuerda que tus pies van a ser una parte fundamental en este viaje, son los que te llevarán kilómetros y kilómetros hasta el ansiado objetivo: pisar la Plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela.

Así debes cuidar tus pies

El mayor error de los principiantes en grandes caminatas es estrenar calzado. No lo olvides: no esperes a comenzar tu Camino de Santiago para ponértelo por primera vez. Pruébalo, nota que estás a gusto y que no te hace ampollas. Lo ideal es usar botas de trekking o de montaña, preferiblemente con suela dura y que se adapte perfectamente a tus pies.

¿Cuántos pares de calcetines debes preparar?

Y seguro que no te habías planteado cómo debe ser el calcetín. Son más importantes de lo que imaginas. Deben ser de algodón y sin costuras. Además, si vas a optar por las botas, el mejor consejo es llevar también unos calcetines de lana. Para saber cuántos pares de calcetines debes preparar, puedes multiplicar las etapas que vas a hacer por dos y sumar uno más.

Recuerda que es conveniente hacer cada etapa con los calcetines limpios y quizá no tengas tiempo para lavarlos. Recuerda que también deberás llevar chanclas o sandalias para tener los pies al aire en los momentos de descanso.

Los imprescindibles en tu mochila

Aunque hay opciones para contratar servicios que te llevan la mochila de un albergue a otro, es recomendable que la prepares pensando en que tendrás que cargar con ella durante todas las etapas. La recomendación es que no pese más de 10 kilos, así que no lleves demasiada ropa.

Elige prendas térmicas si vas a hacer el Camino de Santiago en invierno y transpirables si lo haces en verano. Además, debes proteger la cabeza con gorros o sombreros, porque aunque en Galicia llueve, no es tanto como para no tener que pasar muchas horas bajo el sol.

Cómo evitar lesiones

Si no haces una buena preparación, el Camino de Santiago puede pasar de ser una ilusión a una pesadilla. Las tendinitis y esguinces son malos compañeros de viaje y para prevenirlos, te aconsejamos realizar ejercicios de calentamiento y estiramiento muscular han de ser constantes mientras se está haciendo la ruta. Presta especial atención a los gemelos.

Publicidad