Desfile de Loewe en París

Publicidad

Desfile

La firma española Loewe apuesta por la opacidad en una pasarela sin géneros en París

El contraste de tejidos, del brillo y la opacidad conforman una colección que el diseñador de la firma ha definido como "optimista" y "juguetona", sin olvidar el lado artesanal que representa el principal valor de Loewe.

En resumen

  • La firma española ha mostrado su colección para hombre otoño/invierno 2021 en París
  • Loewe se apuntó a la tendencia de la moda sin géneros pensada para evadirse de la realidad
  • La marca se ha colocado entre las marcas más originales y admiradas por el público internacional

Entre siluetas alargadas, vestidos con volantes y abrigos bombeados, Loewe ha desfilado este sábado en París a favor de la moda sin géneros con una colección divertida y optimista, pensada para evadirse de la realidad.

"Tenía en mente esa idea de que llevar cierta ropa puede cambiar tu carácter para ser lo que tú quieras ser", ha dicho el diseñador de la firma, Jonathan Anderson.

La firma española ha mostrado su colección para hombre otoño/invierno 2021 en una pasarela construida en forma de embarcadero, localizada en una de las salas de la Unesco. Por ella pasaron divertidas prendas como gorros pesqueros con piedras bordadas, cadenas de un ancla como cinturón o detalle en un abrigo y las tradicionales rayas marineras en forma de vestido.

"Quería utilizar ropa del armario de mujer y adaptarlo, como si eso los transformara en superhéroes", ha señalado Anderson.

En los abrigos, han destacado los modelos tipo capa, con botones en el centro, en azul y caqui, además de una versión en seda satinada negra. El contraste de tejidos, del brillo y la opacidad conforman una colección que el diseñador ha definido como "optimista", "mona" y "juguetona", sin olvidar el lado artesanal que sigue representando el principal valor de Loewe.

A ello se sumaron los accesorios en piel, como unos maxibolsos con forma de elefantes, un animal que ya había utilizado en pequeños monederos y llaveros, gafas de pasta de colores vibrantes y botines planos de charol en rosa o negro.

En cinco años al frente de la firma, el británico ha conseguido reposicionarla entre las marcas más originales y admiradas del público internacional, especialmente entre el público asiático y anglosajón.

Publicidad