Zinemaldia

El festival de cine de San Sebastián elimina el género en el premio a mejor interpretación

El festival de cine de San Sebastián, también conocido como Zinemaldia, otorgará las Conchas de Plata a la mejor interpretación principal y de reparto en una sola categoría para no distinguir entre hombre y mujer.

Publicidad

El festival de cine de San Sebastián, o Zinemaldia, ha suprimido la distinción de género en el premio a la mejor actuación entre hombres y mujeres. El galardón será sustituido por las Conchas de Plata a la mejor interpretación protagonista y de reparto.

Así lo ha anunciado el director del festival, José Luis Rebordinos, en el acto de presentación de los carteles de la próxima celebración del evento, que tendrá lugar entre el 17 y el 25 de septiembre. La actriz Sigourney Weaver será la imagen de su 68 edición, donde se incorporará esta modificación en sus galardones. Weaver ha trabajado en películas como 'Annie Hall', 'El regreso' o 'Alien, el octavo pasajero'. Por el momento Weaver no asistirá a San Sebastián para la gala.

A pesar de la pandemia del coronavirus, se espera que el acto sea presencial, aunque con cambios para adaptar el protocolo a la situación sanitaria. En el Velódromo no se instalará una pantalla gigante para seguir el evento por "prudencia", y tampoco habrá fiestas de inauguración y clausura para evitar las concentraciones de gente.

El objetivo: premiar a identidades que no se identifican con el masculino o el femenino

Desde la organización del festival se ha explicado que la misión de este cambio en los premios es galardonar a "identidades que no se adscriben a los géneros masculino o femenino", además de reconocer el trabajo de las "interpretaciones de reparto", que no suelen tener protagonismo en los festivales de cine.

"El cambio obedece a la convicción de que el género, una construcción social y política, deja para nosotros de ser un criterio de distinción en la actuación. El criterio para el jurado será el de distinguir entre malas o buenas actuaciones, sumándonos así al camino iniciado ya por nuestras amigas y amigos del festival de Berlín", ha señalado Rebordinos. El director del festival ha indicado que desde la organización se siguen "los cambios en el interior del movimiento feminista" y, aunque afirma que "no tienen certezas", sí hay por su parte voluntad de "construir una sociedad más justa e igualitaria".

Más actividades y más aforo para la próxima edición

En cuanto a las actividades organizadas, la intención es recuperar la sección Klasikoa y "Flores en el infierno. La edad de oro del cine coreano", aunque con menos números de los previstos. Además, la competición internacional de cortometrajes de estudiantes de cine, Nest, celebrará 20 años en el programa del festival.

"Confiamos en ampliar el número de proyecciones y la capacidad de aforo de las salas respecto al pasado año. También queremos recuperar el glamour en la alfombra roja. En definitiva, nos gustaría que el de este año fuera un festival que devolviera la ilusión a la ciudad tras más de un año de gran incertidumbre y sufrimiento para muchas personas", ha manifestado Rebordinos.

Publicidad