Día de los Santos Inocentes

¡Feliz día de los Inocentes 2021! ¿Por qué se celebra el 28 de diciembre?

El 28 de diciembre se celebra una fecha muy especial y de gran calado en España: el día de los Santos Inocentes. Te descubrimos todo sobre su origen y los motivos por los que se celebra en el día de hoy.

¡Feliz día de los Inocentes 2021! ¿Por qué se celebra el 28 de diciembre?

Istock ¡Feliz día de los Inocentes 2021! ¿Por qué se celebra el 28 de diciembre?

Publicidad

El día de los Inocentes es una de las fechas más señaladas y esperadas a lo largo del año por todos los españoles. El 28 de diciembre es un día lleno de bromas en las que participan tanto pequeños como mayores. Seguro que este año también caes o tienes preparada alguna inocentada de esas que nos hacen reír a todos. Pero, ¿sabes cuál es el origen del día de los Inocentes?

Pues te podemos desvelar que la procedencia de este día que ahora tomamos con humor no es nada divertida. Es más, se trata de un episodio bíblico bastante sangriento. El origen del día de los Inocentes se remonta a miles de años atrás, cuando surgió para conmemorar la matanza de niños que mandó hacer el rey Herodes para deshacerse de un recién nacido Jesús de Nazaret y evitar que creciera y le pudiera hacer sombra a su poder. Así que cuando caigas en una broma en este día, podrás ser llamado al grito de “inocente, inocente” en referencia al carácter de esos niños pequeños que todo se lo creen.

Hay que decir que, según se recoge en los Evangelios, la fecha en la que se produjo la matanza de los niños inocentes no se corresponde con la actual. Se dice en los textos bíblicos que Herodes ordenó esta matanza después de que los Reyes Magos hubieran visitado al niño Jesús. Por lo tanto, lo lógico sería que fuese después del 6 de enero, cuando celebramos la visitación. Pero, al origen cristiano del día de los Santos Inocentes hay que sumarle otro de origen pagano que ayudó al cambio de fecha.

El origen pagano del día de los Inocentes

En la Edad Media, entre el día de Navidad y Nochevieja se celebraba la conocida como Fiesta de los Locos, también llamada Fiesta del Obispillo. Durante ese día, todo estaba permitido. Era una fecha destinada a gastar bromas, disfrazarse, comer en los altares de las iglesias o cantar canciones con letras burlescas. También se elegía a un niño como obispo, que ese día mandaba sobre todos.

La Iglesia católica quiso controlar esta jornada de desenfreno e instauró que este mismo día se rendiría homenaje a los niños menores de 2 años que el rey Herodes había mandado matar. Así, se juntaron las dos celebraciones en el 28 de diciembre y surgió el actual día de los Santos Inocentes.

Por este motivo se siguen gastando bromas, las conocidas como inocentadas, cada 28 de diciembre. De hecho, es tradición pegar un muñeco blanco de papel en la espalda de los que han caído en alguna de las típicas bromas, que deben ser inofensivas y de carácter divertido. Y tú, ¿ya has preparado alguna inocentada para este 2021?

Publicidad