Publicidad

Primera vuelta al mundo

Sevilla revive 'el viaje más largo' con una exposición dedicada a la primera vuelta al mundo.

El Archivo General de Indias en Sevilla acoge la exposición 'El viaje más largo: la primera vuelta al mundo' con motivo del V centenario de la circunnavegación liderada por Magallanes y Elcano.

El tiempo puede borrar de la memoria colectiva hasta los acontecimientos que han marcado un antes y un después en la historia. Si le preguntamos a cualquier persona en la calle quién descubrió América, pocos responderían un nombre distinto al de Cristóbal Colón. Por el contrario, si la cuestión fuera quién o quiénes dieron la primera vuelta al mundo, muchos dudarían de cuál es la respuesta correcta.

Hace 500 años Fernando de Magallanes tenía el propósito de abrir una ruta comercial con las islas de las especias al occidente de España. Buscaba un paso entre el océano Atlántico y el Pacífico y su expedición se convirtió en el primer viaje en dar la vuelta al planeta. A veces un conjunto de casualidades pueden desencadenar una serie de acontecimientos que nos llevan a experimentar los mayores descubrimientos de la historia.

La mayoría sabe que Colón descubrió América pero no todo el mundo sabe quién dio la primera vuelta al mundo.

El Archivo General de Indias en Sevilla acoge la exposición 'El viaje más largo: la primera vuelta al mundo' como celebración Por el V Centenario de la expedición. Organizado por Acción Cultural Española y el Ministerio de Cultura y Deporte, el evento reúne y exhibe por primera vez al público algunos de los principales documentos de la primera circunnavegación que lideraron Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Un total de 106 piezas y textos originales nos transportan a un viaje que rememora el que emprendieron 245 hombres a bordo de 5 naos el 20 de septiembre de 1519.

La exposición 'El viaje más largo: la primera vuelta al mundo' muestra piezas originales sorprendentes de una hazaña que aún cuesta creer

Visitar la exposición es revivir el sueño, la partida, la exploración, el destino y el regreso de un viaje que cambió el mundo para siempre

El 'Sueño' inalcanzable que se hizo posible

El inicio de la exposición nos introduce en un viaje que nació como un sueño inalcanzable pero que fue posible gracias al avance de la tecnología de la época. Varios documentos y piezas como el Tratado de Tordesillas, las Capitulaciones de la Armada de la Especiería o el busto de Carlos I colocan al visitante en el contexto histórico y los motivos que impulsaron la organización de la Armada del Maluco. Bartolomé de las Casa es el gran anfitrión que relata un mundo que en 1518 estaba dividido y repartido entre España y Portugal tras la firma del Tratado de Tordesillas. Por aquel entonces, un marino portugués llamado Fernando de Magallanes pidió financiación a su rey, Manuel I, para abrir una nueva ruta comercial hacia las islas de las especias. Ante la negativa del monarca, Magallanes acudió al rey de España, Carlos I quien dio luz verde a su ambicioso proyecto. El 22 de marzo de 1518 se firmó en Valladolid las capitulaciones que hacían oficial el compromiso de la monarquía española con la expedición.

Busto de Carlos I expuesto en 'El viaje más largo del mundo' | Antena 3 Noticias

La 'Partida' hacia lo desconocido

10 de agosto de 1519, Sevilla. 5 naves (Trinidad, San Antonio, Concepción, Victoria y Santiago) y toda la tripulación descendían el río Guadalquivir hasta llegar a Sanlúcar de Barrameda en Cádiz. Las listas originales de los pertrechos embarcados, las nóminas de los tripulantes y los modelos de las cinco embarcaciones de la armada de Magallanes contextualizan los momentos y esfuerzos previos antes del inicio del gran viaje en la Sevilla del siglo XVI.

Tras poco más de un mes allanando algunas dificultades, el 20 de septiembre de 1519 el portugués junto a sus más de 200 hombres ponían rumbo hacia las Islas Molucas sin ninguna certeza de éxito y, menos aún, sin saber que marcarían un antes y un después en la historia.

El impulso humano por la 'Exploración'

¿Qué nos impulsa a la exploración? Esta es una de las grandes incógnitas que la exposición intenta responder y que toma más fuerza en esta parte. El navegante y explorador Kitín Muñoz, que ha participado en este quinto centenario, cree que es algo innato a la naturaleza del hombre, que nacemos para descubrir. Para el astronauta y ahora ministro de ciencia Pedro Duque el hombre siempre querrá saber lo que hay más allá. Necesidad, curiosidad, desafío… lo que está claro es que las ganas de explorar ha llevado a la humanidad a alcanzar grandes hitos.

El visitante será guiado por los cronistas de la primera vuelta al mundo, con documentos, mapas y diferentes piezas etnográficas que contextualizarán una de las etapas más duras del viaje.

Seis meses después de abandonar España, las cosas comenzaron a complicarse. Era abril, los barcos se aproximaban a la Antártida, las provisiones se agotaban y los hombres tenían frío. Varios capitanes y oficiales se sublevaron para exigir a Magallanes la vuelta a España, por considerar que la expedición había fracasado. El portugués desterró a los rebeldes, pero la expedición ya habría sufrido su primer gran escollo que empeoraría con el hundimiento de uno de las naos poco tiempo después.

Entre octubre y noviembre de 1520 lograron cruzar el estrecho de Magallanes y alcanzar el mar del Sur. Encontraron aguas en calma que inspiraron el nombre de 'Pacífico'. La tranquilidad duró poco, la pérdida de otro barco -que regresó a España- y las nuevas calamidades que tenían que afrontar complicaron aún más la travesía. La hambruna asoló a los hombres, el agua se corrompió y se veían obligados a comer el cuero de los mástiles reblandecido durante los tres meses que no avistaron tierra.

Antonio Pigafetta relató en sus crónicas este episodio como uno de los más duros del viaje. "Nuestra más grande desgracia llegó cuando nos vimos atacados por una especie de enfermedad que nos inflaba las mandíbulas hasta que nuestros dientes quedaban escondidos...." Una copia de Relación del primer viaje alrededor del mundo se encuentra exhibido en la muestra.

'Destino' a un mundo nuevo

El destino es, en muchas ocasiones, caprichoso. La expedición logró su gran objetivo: llegar a las Islas Molucas, pero Magallanes nunca pudo disfrutar del éxito de su audaz viaje. Moriría poco antes de llegar en la batalla de Lapulapu en un intento por cristianizar a una tribu indígena en las Islas Filipinas. La reliquia de El Santo niño de Cebú remarca esta cruda etapa del trayecto que se saldaría con la muerte de su capitán general, la pérdida de otro barco y el ascenso de Juan Sebastián Elcano como cabeza de la expedición.

Miniaturas de las 5 naos con las que Magallanes partió de España | Antena 3 Noticias

El 7 de noviembre de 1521, más de dos años después de partir del puerto de Sanlúcar de Barrameda, poco más de un centenar de hombres alcanzaron las islas de las especias. Allí firmaron 'Las Paces del Maluco', un documento en el que se recogía las paces y transacciones que la Armada de la Especería concertó con diversos reyes y autoridades locales de Borneo y las Islas Molucas. El texto, que es uno de los mayores reclamos de la exhibición, se convirtió en símbolo de triunfo de una expedición que todavía se tenía que enfrentar a la vuelta a casa.

El 'Regreso' en solitario de 18 supervivientes

Capitaneados por El Cano, la tripulación puso rumbo a casa con un único navío, la Victoria. Este ámbito tiene como principal objetivo poner en valor la grandeza y el desafío técnico de una travesía sin escalas. Prueba de ello son los manuales de navegación del siglo XVI, como los de García de Palacio y Escalante de Mendoza.

El 6 de septiembre de 1522, 18 hombres alcanzaron el puerto de Sanlúcar de Barrameda, tras casi tres años de expedición, convirtiéndose en los primeros en dar la vuelta al mundo. "Recorrer y descubrir toda la redondeza del mundo", fueron las palabras con las que Elcano definió su viaje a su llegada a España. Del trayecto surgió uno de los documentos más valiosos de la época, el derrotero de Francisco Albo que describía la ruta seguida esos años.

'Transformación' profunda de la humanidad

Todo viaje supone un cambio. En algunos casos, la transformación es solo a nivel personal; en otros, es tan trascendental que puede convertirse en uno de los mayores hitos de la historia. Aquellos hombres todavía desconocían la repercusión del viaje en su momento y a lo largo de los siglos.

Magallanes veneraba la Virgen de la Victoria, que fue testigo del juramento de los capitales de la armada antes de su partida. Fue precisamente a esa Virgen a la que Juan Sebastián Elcano y los supervivientes de la nao Victoria dieron las gracias, un acto que sirve de conclusión de un ciclo, de una aventura.

Imagen de la Virgen de la Victoria que Magallanes veneraba y a la que Elcano dio las gracias al regresar del viaje | Antena 3 Noticias

El sueño… continúa

Un sueño abre la exposición, y otro lo cierra. El sueño de seguir descubriendo y explorando en aquella sociedad que acababa de romper los límites del mundo. El testamento de Juan Sebastián Elcano y el derrotero de Andrés de Urdaneta cierran el círculo a 'El viaje más largo: la primera vuelta al mundo'. Un viaje de la Humanidad que continúa…

Publicidad