La infanta Victoria Federica es una gran aficionada a los toros. Casi siempre ha preferido verlos desde la barrera.

Pero esta vez, acudió con el torero Gonzalo Caballero, a una finca en Talavera de la Reina, Toledo. Allí, la sobrina del Rey, se atrevió a pisar el ruedo para intentar torear a una vaquilla. Victoria Federica está agarrada al torero cuando el animal se arranca y les embiste.

Afortunadamente, no pasó nada.