129.018833

Publicidad

San Fermín 2020

Los "no Sanfermines" por el coronavirus arrancan con aglomeraciones y personas sin mascarilla en las discotecas

Las calles del centro de Pamplona han registrado algunas aglomeraciones en una madrugada que tendría que haber dado paso esta misma mañana al primer encierro de San Fermín.

La madrugada del 7 de julio, Día de San Fermín, fue movida y con algunas aglomeraciones con gente sin mascarilla, a pesar de la obligatoriedad en espacios donde no se puede mantener la distancia para evitar contagios de coronavirus. Imágenes que se han visto en diferentes zonas de Pamplona, sobretodo en las calles del centro, en la primera noche de los "no Sanfermines".

Hoy debería haberse celebrado en Pamplona el primero de los encierros de San Fermín, pero la ciudad amanece sin uno de sus grandes emblemas por la crisis del coronavirus.

Aglomeraciones y sin mascarilla

La primera noche de los "no Sanfermines" deja imágenes de aglomeraciones a la entrada de algunos bares, pubs y discotecas. Se han visto imágenes en las calles Calderería y San Nicolás de grupos de gente aglomerados y sin mascarilla, cantando y bailando.

En una discoteca tuvo que intervenir la policía para su desalojo porque no se cumplía la reglamentación de usar mascarilla en el interior. El número de personas que se encontraban en el interior si cumplía las normas durante la desescalada por el coronavirus.

La mayoría de los locales han cerrado en torno a las 11 y, en general, se ha cumplido con las medidas de seguridad por el coronavirus. La noche de vísperas de este atípico San Fermín ha transcurrido con grupos reducidos en la calle Estafeta, sitios libres en las terrazas, controles de aforo en los principales accesos al Casco Antiguo y una plaza consistorial casi vacía.

A pesar de las imágenes, la ciudad de Pamplona ha amanecido tranquila y sin la celebración del tradicional encierro. En líneas generales, según han comunicado las autoridades, el comportamiento ha sido bueno, el balance que hacen es "satisfactorio".

Encierro sin toros

Ni mozos , ni toros. Es totalmente inusual pero así han arrancado hoy los "no Sanfermines" de este año. Enrique Maya, alcalde de Pamplona, ha reiterado su "muy buena y muy positiva" valoración del transcurso de los días 6 y 7 de julio, jornadas que deberían haber sido las primeras de los Sanfermines 2020 de no haberse suspendido, lo que ha traído a las calles una inédita tranquilidad en estas fechas que ha querido agradecer a los ciudadanos.

Los gestos evidencian la nostalgia entre los ciudadanos por la pandemia del coronavirus. Hoy ha tenido lugar el "no encierro" en las calles por las que habitualmente pasan cientos de corredores. Esas calles hoy han amanecido sin mozos, toros ni espectadores.

Aún así, a primera hora, un grupo de corredores, de blanco y rojo, se ha situado en la cuesta de Santo Domingo para entonar ante la imagen de San Fermín los cánticos habituales antes del inicio de la carrera ante un nutrido número de medios de comunicación.

Una ciudadanía responsable

Pamplona recordará el 7 de julio de 2020 como el Día de San Fermín más triste y extraño de su historia reciente, con sus internacionales fiestas suspendidas y una ciudadanía nostálgica ante la ausencia de celebraciones pero responsable con las medidas de seguridad recomendadas contra la pandemia de coronavirus causante de la situación.

Publicidad