Día de Navarra

Día de Navarra 2021: ¿Qué se celebra el 3 de diciembre y por qué es festivo hoy?

Hoy es una jornada muy esperada en el calendario laboral de los navarros, ya que celebran el día grande de su comunidad. Descubre por qué cada 3 de diciembre se celebra el Día de Navarra y por qué es festivo.

Día de Navarra 2021: ¿Qué se celebra el 3 de diciembre y por qué es festivo hoy?

Wikipedia Día de Navarra 2021: ¿Qué se celebra el 3 de diciembre y por qué es festivo hoy?

Publicidad

A las puertas del gran puente de diciembre, los navarros están de suerte, puesto que hoy, viernes día 3 de diciembre, celebran su día más importante: Día de Navarra 2021. Su festivo autonómico se conmemora de esta manera en una jornada óptima para aquellos que pretenden tomarse un descanso o realizar alguna escapada durante este puente, que se prolonga hasta el miércoles 8.

Hoy es festivo en todo el territorio de la Comunidad Foral de Navarra por la festividad de su patrono, San Francisco Javier. Algunos navarros como los pamploneses están de suerte porque, por si fuera poco, vienen de celebrar los festejos de su patrón, San Saturnino, el pasado 29 de noviembre. Pero ahora es el turno de honrar a San Francisco Javier el Día de Navarra, aprobado por el Parlamento de Navarra a través de la Ley Foral 18/1995.

¿Por qué se celebra el 3 de diciembre el Día de Navarra

La jornada de hoy es una jornada muy especial para los navarros más devotos. Cada 3 de diciembre la Comunidad Foral de Navarra honra a su patrono, San Francisco Javier. Pero, ¿de dónde viene esta tradición, este festejo? Para encontrar su origen tenemos que remontarnos a 1622, cuando la Diputación del Reino de Navarra lo adoptó como patrono, poco después de su canonización.

En 1657 el Papa Alejandro VII declaró como copatronos de Navarra a San Fermín y a San Francisco Javier y declaró ambas fiestas como de precepto. A partir de 1767 la celebración tenía lugar en la Parroquia de San Saturnino de Pamplona. La Diputación Foral de Navarra, constituida en 1836, acordó seguir con esa celebración, aunque a finales del siglo XIX se trasladó al último domingo de noviembre.

A partir de 1916 volvió a celebrarse el propio día 3 de diciembre; como fiesta oficial dejó de celebrarse durante la II República, aunque la Diputación volvió a celebrarla desde 1935. En 1946 se trasladó la misa oficial a la Catedral de Pamplona, y en 1979 a la Basílica del Castillo de Javier, asentada en el territorio donde se considera que nació y vivió el patrono.

Publicidad