Javier Pérez Sánchez, profesor Comunicación en la Universidad Europea de Madrid

Publicidad

// Javier Pérez Sánchez

Día Mundial de la Televisión, más que nunca como un servicio público y esencial

Hoy se conmemora la capacidad que tiene este medio audiovisual para promover la paz, el desarrollo económico y social, y la cultura, entre otras cuestiones. Por todo ello, en 1996 la Asamblea General de la ONU declaró el 21 de noviembre como Día Mundial de la Televisión.

En este año 2020, la televisión ha sido un claro referente como hacedor de servicio público y esencial (ya sea su naturaleza empresarial de índole privada o pública) puesto que nos ha mantenido informados y entretenidos en la actual situación de pandemia de coronavirus en la que estamos inmersos. Es un medio fiable, contrastado y que durante los momentos más duros ha sabido contarnos lo que sucedía aquí y allá, en nuestro barrio y en la ciudad más alejada del oriente asiático.

Los informativos de televisión son uno de los mejores filtros para evitar las fake news o noticias falsas, manteniéndose como una de las fuentes más fiables para la población mundial. La televisión sigue siendo la vía preferida para informarse, como lo demuestra el récord de consumo acaecido durante el confinamiento de primavera, donde se llegó a consumir más de cinco horas de media por persona y día sólo de televisión lineal, sin contar plataformas ni televisión a la carta.

"La televisión y las plataformas televisivas cumplen su otra función principal, la de entretener al espectador"

Durante el confinamiento los profesionales del sector han sabido adaptarse a las diferentes situaciones que se han dado, hemos aceptado que las entrevistas se pueden hacer por videoconferencia sin que pierda rigor e importancia; que la predicción del tiempo se puede contar desde casa, desde una terraza o con solo una pizarra magnética; que un plató puede ser un entorno seguro, y que el uso del móvil como cámara de televisión en el ámbito broadcast (profesional) llegó para quedarse desde hace tiempo.

La televisión y las plataformas televisivas cumplen su otra función principal, la de entretener al espectador. En lo que llevamos de año es una ventana más que nunca necesaria, gracias al humor, al drama, a la telerrealidad, y al entretenimiento en general que nos llega a través de la ficción y de los distintos programas.

"Los informativos de televisión son uno de los mejores filtros para evitar las fake news o noticias falsas"

Las cadenas de televisión han sufrido una transformación enorme en estos últimos años. El 'ecosistema televisivo híbrido', en donde cualquier contenido se puede consumir en directo o a la carta, a través de plataformas on demand o en los canales tradicionales, ha llevado a que los productos televisivos tengan una mayor vida y éxito. Estamos asistiendo a la edad de oro en cuanto a variedad, calidad y producción de contenidos a nivel mundial, en la que España no se ha quedado atrás, siendo cada vez más habitual el intercambio y expansión de formatos nacionales a nivel global.

Asimismo, la televisión ha perdido unidireccionalidad, el espectador se ha convertido en parte de ella, existe una relación directa, y las redes sociales han posibilitado una mayor interacción con el medio, enriqueciéndolo y mejorándolo. A pesar de todo existen muchos desafíos y retos para este medio, como es la libertad de prensa en algunos países, los distintos marcos regulatorios audiovisuales que dificultan la igualdad de competencia entre canales y las plataformas on demand, las fluctuaciones económicas que afectan a la inversión publicitaria, y las profundas diferencias en la forma de consumir televisión entre las distintas generaciones de espectadores.

En definitiva, la televisión está más en boga que nunca, nos entretiene y nos informa en estos tiempo tan convulsos y delicados. La televisión nos une, y nos iguala, es nexo de unión de generaciones, punto de encuentro de la sociedad, la mejor ventana al mundo y a lo que sucede en él. Por todo ello, Feliz día Mundial de la Televisión.

Javier Pérez Sánchez, Profesor de Comunicación en la Universidad Europea

Publicidad