Nirvana

Desestimada la demanda por supuesta pornografía infantil del niño de la piscina en la portada de Nirvana

La demanda ha sido desestimada porque la respuesta del demandante no fue presentada a tiempo.

El niño de la portada del álbum 'Nervermind' de Nirvana denuncia al grupo por "pornografía infantil"

Twittter El niño de la portada del álbum 'Nervermind' de Nirvana denuncia al grupo por "pornografía infantil"

Publicidad

Una de las imágenes más míticas de la portada de un disco en las últimas décadas es la del álbum ‘Nevermind’ de Nirvana. Y, aunque el pasado 2021 estuvo en el punto de mira no precisamente por su éxito, sino porque podría ser un supuesto caso de pornografía infantil. Aunque este miércoles se ha sabido que no, no lo es. Así lo ha declarado el juez de California a cargo de la demanda. Al menos, por hoy.

Spencer Elden, el hombre que aparecía de niño desnudo en la famosa portada del disco, podría tener una segunda oportunidad si actúa rápido para demostrar que sí se trata de un caso de pornografía infantil. El magistrado Fernando M. Olguin no ha rechazado la demanda por una cuestión de opinión sino porque el demandante no ha presentado a tiempo su respuesta a la petición de los exintegrantes y herederos de Nirvana para que el caso fuese desestimado. Por eso no ha quedado otra que dar la razón a la defensa.

El demandante tendrá una segunda oportunidad

Sin embargo, el juez se ha mostrado abierto a cambiar su decisión si Elden presenta una nueva demanda en los próximos 10 días a partir de este miércoles. Si, por el contrario, esta vez vuelve a llegar tarde, ya no le quedarán oportunidades porque el caso será desestimado definitivamente y el querellante no podrá volver a demandar.

Spencer Elden acusó a todos y cada uno de los integrantes del legendario grupo: Dave Grohl, Krist Noviselic y a la hija de Kurt Cobain (como heredera de los patrimonios de su padre). También al exbatería del grupo, Chad Channing, aunque, curiosamente, él ya no formaba parte de la banda en 1991. Por último, al fotógrafo de la portada,

En la demanda, se acusa a Nirvana de promocionar pornografía infantil de manera intencional y comercial así como de hacer uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y su música. La demanda también sostenía que los acusados se beneficiaron y continúan beneficiándose de "la comercialización de la explotación sexual" de Elden.

Publicidad