El despacho del Presidente

Publicidad

ACABA DE ABRIR AL PÚBLICO COMO HOTEL LA QUE FUERA RESIDENCIA PRIVADA DE ADOLFO SUÁREZ EN ÁVILA

Desayunar en la casa del Presidente

Habitaciones con vistas a la muralla, despacho original que esconde una puerta secreta y gastronomía de la mano de Darío del Monte que ha confeccionado una carta con algunos de los elementos tradicionales de la cocina abulense y que ofrece un desayuno que incluye una variedad de tortillas francesas que a buen seguro harían las delicias de Suárez, tan aficionado a ellas.

La casa está ubicada dentro de las murallas de la ciudad abulense. Tan cerca de ellas que un tramo de estas famosas piedras son el límite del amplio jardín y de la zona de piscina de esta casa. Ese es uno de los atractivos de este establecimiento en el que se ha mantenido la distribución original de toda la planta baja: salón, comedor, cocina, en la que se han respetado los azulejos de Talavera, y el famoso despacho del presidente Suárez, decorado con fotografías del político y en donde se conserva una puerta secreta camuflada en la librería y que da acceso directo al garaje. Hay quien asegura que en este despacho se pudo haber producido alguna de las reuniones con Santiago Carrillo para legalizar el Partido Comunista.

Desayuno con vistas a la muralla | La Casa del Presidente

Uno llega a tener la sensación de que aquellos encuentros, aquellas conversaciones han quedado prendidas de las paredes de esta casa en la que la familia Suárez pasaba parte de sus vacaciones. Una casa que se hipotecó para hacer frente a los gastos del tratamiento contra el cáncer de su mujer Amparo y su hija Mariam.

Azulejos de Talavera para la cocina | La Casa del Presidente

La propuesta gastronómica corre a cuenta de Darío del Monte, nacido en Cebreros, como Suárez, y formado junto a Toño Pérez en Atrio. Entre los platos tradicionales destacan las patatas revolconas, lomo de olla o bacalao en tacos mexicanos. Las alcachofas con quinoa, sardinas marinadas, muslo de confit de pato o huevos fritos camperos de los 'Hermanos Redondo'. Los mismos huevos que Darío utiliza para realizar sus tortillas francesas en el desayuno. Huevos recogidos a los pies de Gredos, en El Barraco. Las gallinas escuchan a Maria Callas, beben agua de manantial y duermen en pequeños 'chalet' de madera. Son los mismos huevos que utiliza Lucio para realizar su plato estrella y que han probado el rey Don Juan Carlos, Tom Cruise o Bill Clinton. Ahora también se pueden degustar en La Casa del Presidente junto a una tabla de frutas y embutidos y un surtido de panes y dulces de La Tahona de Sotillo, un obrador de más de 100 años de Sotillo de la Adrada, en el Valle del Tiétar, para completar un desayuno presidencial.

Para los golosones... no perderse su tarta de chocolate.

Publicidad