10 años sin Amy

Una década sin el rugido de Amy Winehouse

En 2011, se apagó el brillo de una de las artistas más admiradas del siglo XXI. Con tan solo 27 años, 'la reina del soul moderno' dejó huérfanos a miles de fans y una década después su música sigue resonando en todo el mundo.

Una década sin el rugido de Amy Winehouse

Publicidad

23 de julio de 2011, una fecha inolvidable para muchas personas. Justo hoy hace una década que el mundo se hacía eco de una de las peores noticias para los amantes de la música. Amy Winehouse aparecía muerta en su casa de Candem, en Londres. La presión mediática, el trastorno bipolar, el consumo de heroína, de crack y el alcohol, acabaron con la vida de la que entonces se había convertido en 'la reina del soul moderno'.

No había un solo lugar en la Tierra que no hubiese escuchado su famosísimo debut 'Frank' con el que la artista vivió un despampanante despego en su vida profesional y con el que se convirtió en la gran artista a la que todo el mundo admiraba. Su talento, su forma de ser, su explosiva figura y no tener miedo a ser juzgada fueron solo algunos de los motivos por los que hoy, Amy Winehouse, es recordada y será recordada eternamente como una de las mejores artistas del siglo XXI con tan solo 27 años.

La fuerza de una leona

En 201, Amy dejó huérfanos a miles de fans y otros cientos de artistas que admiraban su peculiar manera de hacer música y de ver la vida. Solo le dio tiempo a grabar dos discos completos, pero consiguió convertirse en la reina a la que todo el mundo quería, la leona de la música (tal y como a ella misma le gustaba llamarse), la genio del soul, del rock and roll, del jazz, del blues y un sin fin de mezclas de estilos musicales que nunca antes habían cuajado tan bien.

En sus últimas apariciones en público, la figura de Amy había cambiado considerablemente. Su pérdida de peso, los ojos hundidos, la confusión que mostraba su mirada... todo acabó provocando un abucheo que nunca antes se había escuchado en sus conciertos. Estaba completamente borracha y era incapaz de mantenerse en pie ante el micrófono. En sus últimos meses de vida fue cancelando varios conciertos y aunque intentó superar sus adicciones, estas acabaron eclipsando el brillo de la piel de la leona con el que se había ganado su puesto como estrella del soul.

Amy, una mujer que cambió el rumbo de la música

Ganó los premios 'Grammy' a Mejor artista nuevo, Canción del año, Mejor interpretación femenina de pop y Mejor álbum pop vocal, entre otros. No eran pocos los galardones que había conseguido en tan solo ocho años como compositora y cantante. Son varios los artistas que la recuerdan como una de las mejores artistas de la época y que en su momento la despidieron como "la más grande de todos los tiempos". Estas últimas palabras las dijo el cantante español Leiva en 2016 durante su programa musical el 'El Roockie del mes'. Leiva a aseguraba que, desde su punto de vista, "Amy se encontraba en la liga de Etta James, de Aretha Franklin, de Nina Simone".

Amy fue una de las mujeres que cambiaron el rumbo de la música, que abrieron el camino a muchas artistas que aún tenían miedo a mostrar su personalidad más fuerte, su rugido, porque diez años después, su legado sigue resonando en la cabeza de muchas: "Yo y mi cabeza siempre en alto".

Publicidad