Libro Miguel Bosé

Las confesiones de Miguel Bosé en su autobiografía: "Mi padre quería que fuese un hombre como Dios manda"

El cantante Miguel Bosé relata en sus memorias cómo vivió su infancia y juventud hasta la primera actuación, comienzo de su carrera como artista, y cómo era la relación con sus padres.

En resumen

Publicidad

El músico Miguel Bosé ha escrito su autobiografía, 'El hijo del Capitán Trueno'. Un libro en el que ha reconocido que le habría gustado "ser conocido en el mundo entero, como Julio Iglesias", aunque también se da por satisfecho con la fama alcanzada a lo largo de su carrera.

También ha reflexionado sobre la vida, su infancia y su relación con los padres, especialmente con su padre, el torero Luis Miguel Dominguín no fue fácil: "Mi padre quería que fuera un hombre como Dios manda, que fuese machote, que fuese cazador, que fuese mujeriego".

Sin embargo, el hijo pequeño nació artista, aun que entonces decían "este niño es maricón". "Necesitaba decirle a Miguelito lo siento", cuenta Miguel Bosé sobre su autobiografía.

Sobre sus declaraciones 'negacionista' del coronavirus, Bosé ha manifestado que no va a hablar de eso. 'El hijo del Capitán Trueno' aborda los años de la infancia y juventud de Miguel Bosé hasta el comienzo de su carrera, se narra hasta la primera actuación en público en el Florida Park de Madrid en abril de 1977. El resto de su trayectoria profesional y su vida se podrá ver en una serie.

"Pensé que era bonito explicar la infancia en primera y tercera persona para entender lo que ocurrió después: uno es fruto de lo que le pasa en la adolescencia", ha señalado el músico, insistiendo que de esa parte de su vida es "inédita, porque hay muchas fotos pero faltaba el relato".

El libro también habla de otras personas que rodearon a su familia, como Ava Gardner o Pablo Picasso, del que deja una imagen "desconocida": "tierno, un abuelo que ejerció de apoderado". "Además, los dibujos que tengo de él no valen nada, porque están en un papel sin firmar. Siempre digo que no tengo Picassos, sino Pablos que no valen nada", ha ironizado.

Publicidad