Verifica A3N

¿Compras entradas para conciertos o festivales por Internet? No dejes que te estafen

ESET España alerta sobre las estafas en las ventas de tickets por Internet. Con la vuelta a la normalidad y los eventos presenciales, los estafadores que venden entradas falsas han salido a la luz. Asegurarnos de que nuestra compra es segura a través de portales oficiales o evitar reventas en mercados online de segunda mano son algunos de los consejos a seguir.

Conciertos de las Fiestas del Pilar 2022 en Zaragoza y dónde comprar las entradas

Conciertos de las Fiestas del Pilar 2022 en Zaragoza y dónde comprar las entradas Autor: Drazen Zigic

Publicidad

Tras la pandemia y con la vuelta de los eventos multitudinarios, como los conciertos o festivales, los estafadores que falsifican entradas para venderlas vuelven a hacer de las suyas. Un escenario 'perfecto' para el fraude y los robos.

“Los fans están cada vez más desesperados por conseguir una entrada para el concierto de su artista favorito, lo que supone una lucrativa oportunidad para los estafadores. Una búsqueda en Google, realizada a principios de verano, de entradas para los principales festivales de 2022 condujo a una serie de enlaces muy cuestionables. Los anuncios que prometen los ansiados tickets podrían considerarse como un primer paso, en el que el estafador intenta convencer a la víctima para que haga clic en el anuncio que le redirigirá a un mercado fraudulento. Pero a menudo estos engaños son obvios, tienen precios exagerados y debemos aprender a reconocerlos para evitarlos”, señala Josep Albors, Director de Investigación y Concienciación de ESET España.

Según investigaciones de la propia compañía líder en ciberseguridad, este tipo de estafas ha aumentado más de una quinta parte de año en año. Los delincuentes también se han vuelto más perfeccionistas a la hora de intentar engañar incluso a los consumidores más precavidos. Todo el mundo puede ser víctima.

La actual tendencia a que las entradas sean electrónicas en lugar de físicas tampoco ayuda. Los estafadores pueden ahora vender la misma entrada varias veces en diferentes plataformas sin generar ningún tipo de sospecha.

“No solo alguien podría copiar el código de barras e ir al evento con una copia impresa, o una foto en su teléfono, sino que el único momento en que las víctimas se darían cuenta de que han sido estafadas es cuando lleguen al recinto y, en caso de no ser los primeros en entrar, la entrada no funcionará”, señala Albors, Director de Investigación y Concienciación de ESET España.

Las recomendaciones para que no te engañen

Cuando las entradas impresas con un QR o código de barras actúan como ticket para entrar en un evento, ESET recomienda no fotografiarlas nunca ni publicarlas en Internet. Muchos son los que creen que basta con difuminar o garabatear el número o el código QR o de barras pero esto puede que no tenga el efecto deseado. Según alerta Josep Albors, “es increíblemente fácil recrear el código o el número que se muestra y producir una copia. Incluso hay aplicaciones y servicios en línea que pueden convertir un código de barras en el número correspondiente y viceversa”.

El mejor consejo sigue siendo que compres en portales oficiales seguros e intentes evitar los mercados online de segunda mano, especialmente en el caso de conciertos, festivales o eventos muy populares. La compañía líder en ciberseguridad también recomienda prestar atención a todas las condiciones de servicio, envío y políticas de devolución. Los delincuentes son expertos en suplantar y manipular a la gente, así que asegúrate de que los vendedores son quienes dicen ser, y no estés demasiado ansioso por desprenderte de tu dinero, por mucha ilusión que te haga acudir a ese concierto de tu banda favorita.

Los códigos de barras y QR se autentifican al instante, lo que permite reconocer los que han sido replicados y aplicar una mejor protección para el usuario. “Cuando los falsificadores amenazan con falsificar todo tipo de productos, los códigos de barras cifrados podrían ser una solución eficaz. Además, es posible que también veamos códigos de barras añadidos a la blockchain, lo que podría añadir otro nivel de seguridad a los problemas actuales de códigos duplicados y, posiblemente, ayudaría a erradicar el problema de las entradas falsas o que se venden varias veces”, concluye Albors.

Publicidad