Cotillón Nochevieja 2021

Cómo hacer un cotillón sostenible para Nochevieja

Ya está aquí Nochevieja y con ella las miles que se celebrarán hoy para despedir el 2021 por todo lo alto. Para ser responsables con el medioambiente, lo mejor es optar por cotillones sostenibles y aquí te contamos todos los trucos para crear el tuyo.

Cómo hacer un cotillón sostenible para Nochevieja

Istock Cómo hacer un cotillón sostenible para Nochevieja

Publicidad

El año 2021 se acaba y ahora toca celebrar la llegada del 2022. En esta Nochevieja, la primera sin restricciones después de la pandemia, se celebrarán múltiples fiestas por todo el territorio nacional y todas ellas contarán con el tradicional cotillón después de las 12 campanadas.

La palabra cotillón hace referencia tanto a la propia fiesta de Nochevieja seguida de baile como a los adornos coloridos y divertidos que se suelen usar en Fin de Año. Estos objetos suelen entregarse en un pack o bolsa, que están compuestos de: matasuegras, serpentinas, confeti, antifaz, gorro y collar de estilo hawaiano.

Todos estos elementos solían estar fabricados con plástico, pero la contaminación de los océanos provocó que se creara conciencia sobre el consumo excesivo de este material y, en la actualidad, se apuesta por cotillones más sostenibles con el planeta. Así, se reducen los plásticos y se da una nueva vida a otros materiales.

Las alternativas más comunes a la materia extraída del petróleo son el cartón, el papel, la tela o la madera. El cartón y el papel, siempre reciclados, se usa para elaborar el antifaz, el gorro, las serpentinas, el confeti y el collar.

Para el antifaz y el gorro, se dibujan sus siluetas en el cartón, se recortan, se decoran con pinturas o purpurina, se les hace un agujero pequeño a cada lado y se les ata un hilo elástico para que se sujete a la cabeza.

El confeti se puede confeccionar con papel reciclado de colores o con papel de seda. Se recortan cachitos muy pequeñitos y se van juntando en paquetitos para que cada cada bolsa lleve la misma cantidad. El collar también se puede elaborar con tiras de papel de seda atadas a un hilo grueso como los que se usan para calcetar y para las serpentinas es recomendable utilizar un papel que tenga un grosor mayor que el de un folio normal para que tenga consistencia a la hora de lanzarlas. Todos los elementos se pueden decorar al gusto o elegir el material ya en los colores que se deseen.

Para el matasuegras, la mejor opción es coger un trozo de madera, que proceda de árboles de cultivo sostenible, o una caña de bambú. A ese pedazo se le da forma de silbato y ya se tendría un matasuegras que puede durar varios Fin de Año sin estropearse ni perder el sonido.

Si tu opción de fiesta es un plan familiar con niños, hacer el cotillón de Fin de Año puede convertirse en una clase de manualidades con los más pequeños. Ellos se pueden encargar de recortar y decorar los elementos. Además, si todavía tienes vasos de plástico desechables, puedes convertirlos en estupendos gorritos atándoles un hilo elástico para ajustarlos a la cabeza. Las claves de este cotillón sostenible son: reducir, reciclar y reutilizar.

Ahora solo queda salir a bailar, celebrar el Año Nuevo y no olvidarse de depositar todos los elementos de papel y cartón del cotillón en el contenedor azul —si se colase alguno de plástico, en el amarillo— para que puedan tener una nueva vida esos materiales.

¡Feliz 2022!

Publicidad