HASTA EL 25 DE FEBRERO

Comienza la 37 edición de Arco Madrid con la mirada puesta en el futuro, las mujeres y los nuevos coleccionistas

Este miércoles comienza ARCO, la feria de arte contemporáneo de Madrid y una de las más importantes del mundo. Esta edición de ARCO comienza con polémica por la obra de Santiago Sierra llamada 'presos políticos' en la que se puede ver a Oriol Junqueras, Jordi Sánchez o a Andrés Bódalo.

Publicidad

Un Picasso de 2,5 millones de euros es una de las obras más caras de la 37 edición de ARCO Madrid que arranca este miércoles y se mantiene abierta hasta el próximo domingo 25 de febrero con la mirada puesta en el futuro, en las mujeres y en los nuevos coleccionistas, con un total de 208 galerías de 29 países -49 de ellas por primera vez en la feria-, aunque en esta edición sin país invitado.

'Nature morte', realizada por el artista malagueño y que vende la galería Leandro Navarro, es una de las piezas que alcanza un mayor precio, mientras que 'La noche es nuestra', de Pauline Fondevila, y una escultura en ganchillo de Alex Francés, ambas de la galería Rosa Santos y por un precio de 800 euros, son las piezas más baratas de esta edición, según cifras de la feria.

Un total de 160 galerías integran el Programa General y a ellas se suman las secciones comisariadas 'El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer', con 19 galerías; 'Diálogos', con 13, y 'Opening', con 19.

Entre las galerías que se incorporan en esta edición destacan Guido W Baudach, König Galerie, Monitor y Van Doren Waxter, mientras que repiten algunas destacadas como Alexander and Bonin Team (Nueva York), Thaddaeus Ropac (París), Barbara Thumm, Chantal Crousel, Hauser & Wirth o Michel Rein.

Uno de los objetivos de esta edición de ARCOmadrid es impulsar el nuevo coleccionismo, para lo que la feria pondrá en marcha, entre otras iniciativas, la colocación de la etiqueta #mecomprounaobra en piezas inferiores a los 5.000 euros, con el fin de llevar el foco no solo a las piezas más caras, sino a piezas asequibles, y atraer así a nuevos compradores.

Además, la feria activará de nuevo el servicio gratuito de asesoramiento en la compra de obras durante la feria, en First Collectors by Fundación Banco Santander, y potenciará el programa Young Collectors para invitar a una treintena de jóvenes coleccionistas internacionales.

El futuro en Arco

Bajo el título 'El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer' se presenta una nueva sección que sustituye al país invitado y que, con 19 galerías invitadas, propone un acercamiento a la manera de pensar de los artistas y a las cuestiones y desafíos que plantean.

En referencia al futuro de ARCO, su director, Carlos Urroz, ha señalado que se encuentra "en un momento espléndido", con una proyección cada vez más internacional y con una presencia mayor de coleccionistas, sin olvidar "nuevas secciones" para que el espectador tenga cosas nuevas que valorar.

Preguntado acerca de la posibilidad de sumar otra sucursal a ARCOlisboa, que este año celebrará su tercera edición, Urroz ha avanzado que "podría haber" aunque, a pesar de no cerrar las puertas, ha asegurado que "no es algo inmediato". "Siempre estamos pensando en nuevas maneras de implantar ARCO, no solo con ferias propias sino también con alianzas con ferias que ya existen, con conversaciones con otras partes del sector y con otros modelos de eventos no feriales", ha agregado.

Las mujeres toman la feria

Tras unos meses en los que las reivindicaciones feministas han ganado terreno, tanto en el ámbito social, con demandas para romper con la brecha salarial entre hombres y mujeres, como en el artístico, en el que han salido a la luz casos de abusos sexuales, ARCO da visibilidad a las mujeres.

Por un lado, todas las comisarias de los diferentes programas son mujeres: Chus Martínez, Elise Lammer y Rosa Lleó en 'El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer'; María de Corral, Catalina Lozano y Lorena Martínez de Corral en 'Diálogos'; y Ilaria Gianni y Stefanie Hessler en 'Opening'.

Asimismo, la mujer también tendrá una presencia especial en las galerías, tanto las consolidadas como en las más jóvenes que se incorporan a esta edición, y en los premios al coleccionismo, con el reconocimiento a Alicia Koplowitz o Ella Fontanals Cisneros.

Santiago Sierra siembra la polémica en ARCO con su obra 'Presos políticos', entre ellos, Junqueras o los Jordis

El artista Santiago Sierra lleva a ARCO la obra 'Presos políticos' que se expone en la galería Helga de Alvear y que cuenta con fotografías pixeladas de hasta 24 personas con una breve explicación de los motivos por los que han sido encarcelados.

Entre estos 'presos políticos' se encuentran los encarcelados Oriol Junqueras, presidente de ERC, y los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixat, respectivamente.

Además, se reconocen otros nombres como los del dirigente del SAT, Andrés Bódalo, los detenidos por la "trifulca nocturna" de Altsasu o los titiriteros detenidos en 2016 por su obra 'La bruja y Don Cristóbal'.

Todas las personas que aparecen en la obra no tienen nombre, sino asignado un número. Sin embargo, los pies de cada foto son lo suficientemente explicativos.

En el caso de Junqueras, el artista habla de una situación que se produce "tras los acontecimientos en torno al referéndum" de independencia y "tras la decisión de aplicar el artículo 155 de la Constitución Española". "La Audiencia Nacional condenó a prisión incondicional y sin fianza al exvicepresidente catalán junto a ocho exconsejeros de la Generalitat. Solo uno de ellos pudo eludir la condena con una fianza de 50.000 euros. Ingresaron en las cárceles de Estremera y Alcalá Meco", reza el texto.

En el caso de los Jordis, habla de "miembros activos en la convocatoria de las concentraciones por la votación del referéndum de independencia". "Acusados por supuesto delito de sedición pública con riesgo de reiteración delictiva y destrucción de pruebas, se les condena a prisión incondicional y sin fianza", añade.

En otra imagen, explica la situación del preso Andrés Bódalo, en la cárcel pese a que "los vídeos presentados por la policía únicamente muestran a esta persona con un megáfono intentando intermediar en el alboroto".

Para los titiriteros, recuerda que se trataba de una función que "representaba a la policía acusando falsamente de delitos de terrorismo a una bruja por llevar una pancarta con el mensaje 'Gora Alka-Eta'".

Y para la "trifulca" de Altsasu en que varios guardias civiles fueron supuestamente agredidos, recuerda que las penas solicitadas por la fiscalía alcanzan los 372 años y medio de cárcel.

Todas estas personas están acompañadas por las imágenes de otros presos 'políticos' entre los que se encuentran activistas del 15-M, miembros de Egin, los acusados de explosionar una bomba en la Basílica del Pilar en Zaragoza o los detenidos en el desalojo del Palau Alòs en 2006 documentado en el trabajo 'Ciutat Morta'.

Publicidad