Como es habitual en la ciudad del Garraf, la gran Rua de la Disbauxa ha sido uno de los momentos más esperados. Un desfile con grandes disfraces de lentejuelas junto con elaborados diseños de estilo `fardo´ han llenado de color las calles durante el fin de semana.

Será el Miércoles de Ceniza el que pondrá punto y final al Carnaval pero aún quedan varios días para disfrutar gracias a un programa repleto de actividades.

Esta previsto que más de 260.000 personas se acerquen a Sitges para disfrutar de la fiesta. Un amplio dispositivo de seguridad formado por 1.100 efectivos velará por la seguridad de los asistentes. A los cuerpos de seguridad se le unirá, por primera vez, el uso de drones de vigilancia.