VESTIMENTA Y CULTURA UNIDOS

Las camisetas reivindicativas protagonizan una exposición en Londres: un diálogo entre el que las lleva y el mundo

El Fashion Textil Museum de Bermondsey, al sur de Londres, abre sus puertas desde el 9 de febrero hasta el 6 de mayo, con una exposición cuya protagonista es una prenda básica: una camiseta. La exposición revela la historia que tienen las camisetas desde su primera costura hasta la actualidad.

Publicidad

¿Cómo hacer un recorrido por nuestra evolución sin salir del armario? 'T-shirt, culture and subversión' nos lo muestra. Una exposición donde la camiseta es la protagonista como soporte de mensajes reivindicativos que hicieron historia. Se puede disfrutar en el Fashion Textil Museum de Bermondsey, al sur de Londres, y acoge más de 200 prendas para mirar y también pensar.

Una camiseta. El elemento más básico que podemos encontrar en armarios y lavadoras de todo el mundo. La exposición permite un recorrido por todo tipo de lemas reivindicativos sobre camisetas con mensaje, desde ecológicos hasta publicitarios.

Realmente empezamos a vestir camisetas a principios del siglo XVII, cuando era concebida como una prenda interior por su sencillez y su bajo nivel estético. Aquel que la llevaba, pertenecía a la clase obrera. Había países en los que incluso, estaba prohibido llevarla sin nada por encima.

Sin embargo en 1908 la situación cambió cuando una compañía, conocida entonces como 'Cooper Underwear Company' y actualmente como 'Jockey International', dio una vuelta de tuerca a la prenda y en una campaña publicitaria la relanzó como un elemento revolucionario: no tenía botones, era sencilla de diseñar y confeccionar y muy cómoda.

Las ventas fueron un éxito. La prenda se llegó a convertir en un imprescindible para los militares en sus uniformes y, después de las guerras mundiales, los estudiantes la incorporaron a su indumentaria. Una 'camiseta obrera' popularizada. Películas como 'Un tranvía llamado deseo' o 'Rebelde sin causa' consiguieron todavía más incondicionales de la camiseta.

La industria de la publicidad supo ver en la nueva prenda un privilegiado soporte y exprimir el cuerpo como soporte publicitario. 'El Mago de Oz' concretamente fue la primera película que utilizó las camisetas para promocionar su estreno. Pero aquello era 1939. En todas estas décadas no han faltado causas que reivindicar pero, sin duda, fue el movimiento hippie el que la usó para expresar sus ideas.

La clave para el triunfo de estas camisetas reivindicativas es muy sencilla: nos gusta opinar, posicionarnos. No tiene por qué significar ir en contra de la opinión contraria, sino participar de una idea en concreto. En definitiva, es un símbolo de libertad de expresión con el que queremos plasmar nuestra propia visión.

Actualmente, muchas son las marcas que han lanzado camisetas con mensajes feministas ante la reivindicación del papel de la mujer en la sociedad. Las camisetas se están haciendo un hueco como vía para manifestarse. Un post más efectivo a veces que una publicación en Facebook o un tuit. Lo puede leer cualquiera con el que te cruzas al tiempo que hacerle pensar en ese mensaje.

Se dice que la pluma siempre es más poderosa que la espada y vistiendo se pueden decir muchas cosas y evitar enfrentamientos, incluso políticos. El 'Fashion Textil Museum' lo sabe y por eso ha instalado también una sala dedicada a ensalzar la camiseta como elemento democrático.

La exposición estará abierta desde el próximo viernes, 9 de febrero, hasta el 6 de mayo.

Publicidad