El cantautor Camilo Sesto, quien falleció el pasado domingo en Madrid, será incinerado este martes y sus restos descansarán en su localidad natal, Alcoy, en Alicante, por deseo expreso del artistas.

Cientos de personas de todas partes de España e incluso de Latinoamérica han acudido al velatorio del artista, que ha tenido lugar en la sede de la SGAE en Madrid, para dedicar un último adiós al cantante de temas como 'Vivir así es morir de amor'. Los asistentes han dejado flores y cartas con las letras de sus canciones sobre el feretro.

Camilo Sesto falleció en la madrugada del pasado domingo en la Cínica Quirón de Madrid a causa de un fallo renal. Según explicó su representante, Eduardo Guervós, el estado de salud del artista se encontraba "muy deteriorado" a causa de estas complicaciones renales, por las que ya había sido ingresado el año pasado.

Camilo Blanes nació en la localidad alicantina de Alcoy, el 16 de septiembre en 1946. Músico y compositor, realizó estudios de bellas artes y empezó su carrera musical formando parte del grupo "Los Dayson" cuando apenas era un adolescente.

Ya con 18 años se trasladó a Madrid para probar suerte y, desde entonces, desarrolló una completa carrera musical con la venta de millones de discos en España e Iberoamérica. Su primer albúm 'Algo de mi' fue grabado en 1971 y dos años después representó a España en el festival internacional de la OTI, con la canción "Algo más", tema con el que consiguió una gran éxito de ventas en toda Latinoamérica.

En 1975 cobró más popularidad al interpretar, junto a la cantante dominicana Ángela Carrasco, al protagonista en el musical Jesucristo Superstar, estrenado en Madrid.

Su último trabajo, 'Camilo sinfónico', fue grabado con la orquesta de Radio Televisión Española y con colaboraciones de artistas españolas como Marta Sánchez, Pastora Soler, Ruth Lorenzo o Mónica Naranjo, fue presentado en Madrid el pasado 20 de noviembre.