Britney Spears

Britney Spears podrá elegir a su abogado, un paso decisivo para recuperar su tutela legal

La cantante podrá elegir a su propio abogado por primera vez en 13 años en medio de su litigio por recuperar su independencia legal, en manos de su padres desde el año 2008. Spears califica este tiempo privada de libertad como una "absoluta crueldad".

Concentración de apoya a Britney Spears durante en la Corte de Los Ángeles

Publicidad

La Corte Superior de Los Ángeles permitirá a Britney Spears elegir a su propio abogado. Se trata de una decisión importante para la cantante, que lleva 13 años bajo la tutela legal 'abusiva' de su padre, y que el juez mantiene en manos de su progenitor hasta el momento.

A partir de ahora, Britney estará representada por Mathew Rosengart, un abogado que ha llevado casos de celebridades como Sean Penn y Steven Spielberg y que ha mostrado su determinación para que su representada recuperar su independencia legal y que su padre renuncie a la tutela sobre su hija.

"Nos movilizaremos rápida y agresivamente para su retirada. La pregunta sigue siendo, ¿por qué está involucrado? Debería dimitir voluntariamente porque eso es lo que más le conviene a la tutelada", afirmó el letrado a la salida de los juzgados en declaraciones recogidas por la 'CNN'.

Desde 2008, Britney había estado representada por Samuel Ingham, un letrado designado por la Corte que recientemente solicitó retirarse después de las críticas de la cantante, que le acusó de no haberle dejado hablar en contra de la tutela, y de unas informaciones del 'The New York Times' donde valoraban que sus ganancias por llevar este caso ascendían a más de tres millones de dólares.

La decisión de permitir a la cantante contratar a su propio abogado pone también en entredicho la existencia de la propia tutela legal, un mecanismo reservado para personas gravemente incapacitadas y que se supone que no pueden hacerse cargo de sí mismas.

"Una absoluta crueldad"

Spears intervino en la vista por teléfono donde afirmó que quería "deshacerse" de su padre y "denunciarlo por abuso". En este sentido, calificó sus 13 años privada de libertada como una "absoluta crueldad" en la que llegó a pensar que querían matarla y cuyo único objetivo era hacerle sentir que "estaba loca".

Aunque la medida fue de carácter temporal en su inicio, en 2008, se ha mantenido a lo largo de unos años en los que la cantante ha actuado, publicado discos y protagonizado un espectáculo millonario en Las Vegas entre 2013 y 2017, a veces en contra de su voluntad.

Desde que la situación legal de Britney Spears saltó a la opinión pública, miles de seguidores le han mostrado su apoyo bajo el hashtag #FreeBritney.

Publicidad