Publicidad

Arte

Botero nunca pintó una mujer gorda

No deberías fiarte de las apariencias. Fernando Botero nunca pintó ni esculpió una mujer gorda. Al menos eso asegura el colombiano.

Este fin de semana tienes la última oportunidad de llevarte una alegría estética con la explosión de volúmenes y colores de las 67 obras del Fernando Botero –todas ellas de gran formato– que se exponen en el espacio Centrocentro en el Ayuntamiento de Madrid.

Las mujeres y las figuras de Botero no están gordas. Sostiene el artista que las formas excesivas y rotundas no son una alegoría de la gordura sino que surgieron fruto de su pasión por el volumen. Afirma que el estilo de un pintor se debe reconocer plenamente aun en las figuras más sencillas.

¿Serías capaz de reconocer a Botero, por ejemplo, en una naranja? En la muestra 'Botero: 60 años de pintura' puedes ver sus naranjas, sus naturalezas muertas, sus versiones de obras maestras de la historia del arte, sus cuadros de toreros… Y en todos ellos lo identificas.

El colombiano llegó a España por primera vez en 1952. Tenía 20 años y aterrizó en Madrid con el dinero que ganó tras conseguir el segundo premio en un concurso de pintura. Aquí fue estudiante de arte, pasó hambre y penalidades. Se dedicó a copiar a los grandes maestros del Prado. Hoy, con 88 años, es uno de los artistas vivos más caros del mercado de arte. Te quedan menos de 48 horas para disfrutar de la retrospectiva más importante que se ha reunido sobre él en Europa.

(Más información en Instagram en @gabrielafresan)

Publicidad