Literatura

El bello mensaje de Luis García Montero tras la muerte de su esposa Almudena Grandes

Almudena Grandes murió el pasado sábado, por lo que su marido, Luis García Montero ha querido dedicarle unas palabras de cariño a través de las redes sociales. También se ha hecho viral uno de sus poemas.

Publicidad

El poeta Luis García Montero ha publicado en su cuenta de Twitter un bonito mensaje para agradecer las muestras de cariño que ha recibido tras la muerte de su pareja, la escritora Almudena Grandes. "Gracias por todo el cariño en la muerte de Almudena. Supongo que estar hundido es un modo de seguir enamorado y de empezar una nueva vida con el amor de siempre", ha escrito.

Todo esto llega después de que ayer, domingo 28 de noviembre, el mundo de la cultura y la política despidieran a la escritora Almudena Grandes. Ha sido recordada como "la escritora de la memoria" que "puso voz a los olvidados y los humildes" y que hizo de España "un país mejor".

Muerte Almudena Grandes

Almudena Grandes, una de las figuras más importantes de la literatura en España, ha muerto víctima del cáncer con tan solo 61 años. Será recordada, entre otras cosas, por las novelas 'Las edades de Lulu', 'Malena es un nombre de tango', 'Atlas de geografía humana', 'Inés y la alegría' o 'Los pacientes del doctor García'.

Personalidades del mundo de la cultura y de la política han acudido al tanatorio. "Almudena ha sido una mujer comprometida con la palabra, con nuestra memoria colectiva y con su país porque, desde su dimensión y su aportación ha hecho de nuestro país un lugar mejor" son las palabras que Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, dedicaba ayer en el velatorio a Almudena Grandes.

Despedida de su marido

Se ha viralizado en las últimas horas unos versos preciosos de su marido, Luis García Montero, que encaja con los sentimientos que ahora invaden a quienes querían a Almudena Grandes. Dice lo siguiente:

"Como el cuerpo de un hombre

Derrotado en la nieve,

Con ese mismo invierno que hiela las

canciones

Cuando la tarde cae en la radio de

un coche,

Como los telegramas, como la voz

herida

Que cruza los teléfonos nocturnos

Igual que un faro cruza

Por la melancolía de las barcas en

Tierra,

Como las dudas y las certidumbres,

Como mi silueta en la ventana,

Así duele una noche,

Con ese mismo invierno cuando

Tú me faltas,

Con esa misma nieve que me ha

Dejado en blanco,

Pues todo se me olvida

Si tengo que aprender a recordarte"

Publicidad