Festivales

Así se prepara Tomorrowland para el croma y un gran escenario virtual por segundo año consecutivo

La pandemia de coronavirus ha hecho que se replanteen algunos eventos masivos como los festivales de verano. Uno de los más conocidos del mundo, Tomorrowland, se celebra por segundo año consecutivo con croma y escenario virtual.

Publicidad

Muchos países están probando la seguridad de los conciertos presenciales, ¿pero qué pasa con los festivales de verano? Tomorrowland, uno de los más grandes de Europa, se va a celebrar gracias al croma, un viejo truco del cine y la televisión, que permite cambiar un fondo verde por el escenario que imaginemos.

Precisamente, en un gran escenario virtual y sin público se va a celebrar este conocido evento musical en Bélgica. El festival es el emblema de la música electrónica mundial pero, por segundo año consecutivo, Tomorrowland volverá a tener un formato digital que termina viéndose de una manera espectacular. Cada uno de los escenarios está dibujado a mano y luego recreado a ordenador. Sin embargo, los mejores DJ del planeta sí están pinchando de verdad.

Antena 3 Noticias acompaña en su sesión de grabación al DJ español con más proyección internacional, Danny Ávila. Tiene claro que va a "quedar espectacular y se va a ver increíble". En un enorme croma, actúa como si estuviese delante del público, aunque en realidad está solo con los técnicos de sonido. "Tienes que saber trasmitir la energía de otra manera", dice.

De esta manera, ha tenido que reinventarse el mayor festival del mundo, apoyándose en la magia de la tecnología para convertir la soledad de un estudio en un gigantesco escenario para miles de personas.

El año pasado más de un millón de personas compraron su entrada virtual que costaba 20 euros por dos días. Desde la organización, explican que confían en que a finales de agosto se pueda celebrar el festival de verdad con toda la gente ya vacunada. Mientras, el evento virtual de Tomorrowland verá la luz el próximo 16 y 17 de julio y acogerá a artistas de la talla de Armin van Buuren, Claptone, Nicky Romero o Tale Of Us.

Publicidad