FIESTAS DEL ORGULLO LGTB

Así fue la transformación de Chueca de un barrio marginal a uno de los más coloridos y caros de España

La fiesta del Orgullo LGTB, que se celebra en Madrid hasta el 8 de julio, es el mayor evento del año en la capital y una de sus principales fuentes de ingresos para el ocio y la gastronomía. Se espera un millón de personas, que se van a dejar en la ciudad unos 200 millones de euros. Sobre todo en cultura, compras, comer y dormir. Cada visitante gastará un 30 o un 40% más que el turista convencional.

Publicidad

El barrio de Chueca en Madrid vive durante esta semana sus fiestas más internacionales: el Orgullo LGTB. Las calles se engalanan de banderas y las terrazas se llenan de turistas atraídos por la fiestas o por los escaparates de sus curiosas y selectas tiendas, pero no siempre ha sido así.

Los vecinos de 'toda la vida' de Chueca recuerdan perfectamente como era este barrio hace 30 años, en los que las drogas y la delincuencia lo hacían poco recomendable. Ha sido un cambio paulatino y radical que tanto vecinos como comerciantes agradecen.

Esta mejoría se ha traducido en un encarecimiento de todo, por ejemplo ahora los pisos de esta zona de Madrid son de los más caros de España. Para comprar se supera el medio millón de euros y para alquilar la barrera de los mil euros.

Durante las fiestas del Orgullo, la ocupación está en torno al 80%, durante unas fiestas que nacieron, aquí en este entonces marginal y ahora colorido barrio de Chueca.

Publicidad