El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza acoge una exposición que vincula la creación de Cristóbal Balenciaga, el diseñador de moda más admirado e influyente de todos los tiempos, con la tradición de la pintura española de los siglos XVI al XX.

Se trata de la primera gran exposición dedicada al modisto vasco que se presenta en Madrid en casi 50 años y la primera que reúne, junto a sus diseños, una selección de cuadros de grandes nombres de la historia del arte español, una de sus principales fuentes de inspiración.

En la muestra podremos disfrutar de un total de 90 piezas de indumentaria procedentes del Cristóbal Balenciaga Museoa de Getaria, el Museo del Traje de Madrid y el Museu de Disseny de Barcelona, así como de numerosas colecciones particulares nacionales e internacionales, muchas de ellas nunca antes expuestas.

Sobre las pinturas, se ha logrado reunir un excepcional conjunto de 55 cuadros prestados por museos de ámbito nacional como el Museo Nacional del Prado, el Bellas Artes de Bilbao o el Lázaro Galdiano, por fundaciones como BBVA, Santander y Casa de Alba, así como de colecciones privadas como las de Abelló o Alicia Koplowitz, y entre los que destacan obras de El Greco, Velázquez, Murillo, Carreño de Miranda, Zurbarán, Goya, Madrazo o Zuloaga.

El comisario de la muestra, Eloy Martínez de la Pera, asegura que en esta exposición vamos a descubrir que Balenciaga era el más influyente, admirado e innovador de todos los diseñadores de moda de la historia", "nadie como él ha sabido crear tendencias, romper estructuras, crear nuevas siluetas y nuevos tejidos", añade.

Balenciaga está considerado el diseñador más importante de la historia de la moda universal, de hecho Christian Dior y Coco Chanel, dos de los grandes maestros de la aguja ya dijeron, tal y como recuerda Martínez de la Pera, que eran "unos simples aprendices, porque ellos hacían lo que podían y Balenciaga lo que quería".

El 19 de septiembre se celebrará una Jornada en torno a la exposición que contará con la intervención de conservadores, académicos, investigadores y gestores culturales para profundizar en la figura del célebre modisto y la estrecha relación de sus creaciones con la pintura española de los siglos XVI al XX.

Entre ellos estarán Juan Gutiérrez, conservador del Museo del Traje de Madrid, Miren Vives, directora del Museo Balenciaga de Getaria, o Estrella de Diego, catedrática de Historia del Arte Moderno y Contemporáneo de la Universidad Complutense